5 consejos holísticos para superar la fatiga

5 consejos holísticos para superar la fatiga

Slider

Si después de haber seguido las recomendaciones de nuestro artículo ¿Cansancio, fatiga o agotamiento?, aún te sientes cansada(o), o si el cansancio no se alivia con el sueño y afecta tus patrones de vida, lo más posible es que estés sufriendo fatiga.  

La fatiga es un estado complejo con causas relacionadas con el cuerpo, la mente y las emociones, por lo tanto para tratarla es importante iniciar una serie de cambios en varios aspectos de tu vida que te permitan recuperar la energía perdida. 

  1. Mueve tu  cuerpo.
  2. Aumenta el consumo de energía.
  3. Fortalece tus defensas 
  4. Aquieta tu mente.
  5. Regenera tu energía vital

Aquí te contamos cómo: 

1. Mueve tu cuerpo.

La mayoría de las personas que sufren fatiga, dejan de hacer ejercicio, pero es muy importante que mantengas tu cuerpo en movimiento. En un estudio se demostró que hacer ejercicios isométricos de yoga (en los que se sostiene una sola posición respirando y con plena consciencia de las emociones y las sensaciones que surgen) mejora los síntomas de la fatiga. 

  1. Estira los brazos hacia atrás y detrás de la espalda, 
  2. Pon las dos palmas de las manos juntas y empuja. 
  3. Tomando una mano con la otra, jala las palmas de las manos hacia fuera, 
  4. Empuja los pies uno contra el otro, 
  5. Empuja las rodillas hacia dentro con las manos
  6. Gira
  7. Respira por un minuto con el abdomen. 

Repetir de 4 a 6 veces.

Tomado de:

https://bpsmedicine.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13030-014-0027-8#Fig2

2. Aumenta el consumo de energía.

Para contrarrestar la fatiga se recomienda  incluir en tu dieta nutrientes que te ayuden a subir los niveles de energía como:

3. Fortalece tus defensas

La fatiga puede estar relacionada con deficiencias del sistema inmune. En QUANTA hemos escogido Henao´s, un concentrado de mucílago de café cuyo poder antioxidante se debe a la concentración de polifenoles y ácidos fenólicos (como el ácido clorogénico) que contrarrestan los efectos del estrés oxidativo.

4. Aquieta tu mente

Es importante aprender a descansar la mente. Para esto te invitamos a probar dos opciones para cualquier momento del día. 

  • Micro Meditaciones

Se ha comprobado que el Mindfulness ayuda a revertir los síntomas de la fatiga. Puedes hacer meditaciones muy breves una o dos veces durante el día mientras trabajas, cuando vas en el bus o cuando estás en una sala de espera. 

Aquí te contamos tres formas distintas para hacerlas:  

Siéntate cómodamente en una silla o en el suelo, cierra los ojos y “observa”  con mucha atención las sensaciones en tus pies, tobillos, pantorrillas, rodillas, abdomen… etc., hasta tu cabeza. Abre los ojos.

Cierra los ojos y haz tres respiraciones prestando atención a los sonidos que percibes. Abre los ojos.

Cierra los ojos, respira y repite una frase como “todo está bien” durante tres minutos. Abre los ojos.

  • Escuchar música binaural

Escuchar  sonidos binaurales  tiene un efecto positivo sobre la fatiga. Estos sonidos son el resultado de una ilusión auditiva que se crea cuando se escuchan al mismo tiempo dos sonidos con frecuencias ligeramente diferentes. Por ejemplo, si escuchas un sonido de 440 Hz con un oído y con el otro un sonido de 444Hz, tu cerebro creará un tercero de 4Hz. 

Este sonido tiene una frecuencia igual a ciertas ondas cerebrales que inducen a la meditación, relajación o sirven para disminuir el estrés. En Youtube puedes encontrar varias composiciones que puedes escuchar para relajarte y disminuir la fatiga en cualquier momento del día.

5. Regenera tu energía vital

Hay situaciones en las que el estrés, el esfuerzo y el trabajo extremo han consumido la energía vital. El Olivo Compuesto es una mezcla de esencias florales desarrollada por QUANTA para casos de agotamiento, pérdida de vitalidad por enfermedad o fatiga, vulnerabilidad del sistema inmunológico y de las defensas mentales. 

Favorece la recuperación física y mental. Es un regenerador del cuerpo vital y emocional. Aporta capacidad de disfrutar. Brinda energía y entusiasmo para empezar de nuevo. Desarrolla el poder interior de curación y fe en las fuerzas interiores. Mejora las defensas, aporta calma, paz, armonía y equilibrio.

Combinando un poco de movimiento y ejercicios suaves con un aumento del consumo de energía y un fortalecimiento de tu sistema inmune, podrás reducir los síntomas físicos de la fatiga. Si además le sumas el practicar hábitos para aquietar tu mente junto con un regeneramiento de tu energía vital, podrás tener una aproximación mucho más poderosa a tratar tu fatiga y tener una vida más saludable. 

¿Y si continuo con fatiga?

Si durante seis meses continúas sufriendo problemas de sueño, dolores musculares, dolores de cabeza o de garganta, tienes problemas de concentración, te sientes mareado y sufres palpitaciones en el corazón, es preciso que acudas a un especialista médico, pues puedes estar sufriendo Síndrome de Fatiga Crónica

Esta es una enfermedad que puede estar relacionada con la presencia de un virus, infecciones bacterianas, problemas con el sistema inmune u hormonales, o como resultado de una condición genética. Es importante consultar un especialista médico que te pueda guiar y descartar otras posibles enfermedades relacionadas. Entre tanto, y en todo caso, estos consejos te ayudarán a vivir mejor y más saludable.

Suscribirse

Suscríbase a nuestro boletín mensual y nunca se pierda lo último de nuestro contenido