8 beneficios del aceite de lavanda. ¡El séptimo te sorprenderá!

8 beneficios del aceite de lavanda. ¡El séptimo te sorprenderá!

Slider

La lavanda es una planta aromática originaria de zonas costeras del Mediterráneo. Su aceite se extrae de las flores frescas de Lavandula angustifolia.  Algunos creen que el nombre de  “lavanda” proviene de su color, pero también podría provenir del latin “lavare” que significa lavar o limpiar.  

La lavanda ha sido utilizada desde la antigüedad. En Egipto, la lavanda hacía parte del proceso de momificación de faraones, en Persia, Grecia y Roma era usada en los baños de la aristocracia, y en la Edad Media empezó a servir como base para extraordinarios perfumes, jabones y aromatizantes gracias a sus propiedades únicas.

¿Para qué sirve el aceite de lavanda?

  1. Reduce la ansiedad

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) 254 millones de personas en el mundo sufren ansiedad, aunque posiblemente este número sea mayor actualmente debido a la pandemia. Esta enfermedad es frecuentemente tratada mediante medicamentos, muchos de los cuales tienen efectos secundarios no deseados, mientras que la lavanda ha demostrado ser efectiva sin tener ningún efecto nocivo. 

El efecto ansiolítico (reductor de la ansiedad) se debe a la interrupción de la secreción de la hormona del estrés (cortisol) y a la liberación de neurotransmisores como la serotonina responsables de estabilizar el estado de ánimo.  

  • En un ensayo cruzado se demostró que se disminuyó el estado de agitación de 70 adultos mayores con demencia durante un tratamiento de tres semanas con aceite esencial de lavanda. 
  • En un experimento con 200 pacientes en la sala de espera de un consultorio odontológico se demostró que colocar esencias de lavanda y naranja reducía el estrés y mejoraba el estado de ánimo.
  • En un experimento con un tratamiento ayurvédico de goteo en aceite se demostró que la lavanda produce ansiólisis, un nivel de sedación donde la persona está despierta pero muy relajada.
  • En un estudio de doble ciego se administró cápsulas de lavanda a 97 personas mientras observaban videos de películas que causaban ansiedad. Se concluyó que la lavanda tiene la  capacidad de disminuir la ansiedad leve y acelerar el tiempo de recuperación después de una situación estresante.
  1. Combate el insomnio

La aromaterapia, mediante inhalación de aceite esencial de lavanda, puede mejorar la calidad del sueño y servir como tratamiento alternativo para el insomnio leve o moderado, por su contenido de linalol y acetato de linalilo. Estos componentes regulan el sistema nervioso autónomo, facilitando la conciliación del sueño. 

  1. Tratamiento alternativo de la depresión

Algunos estudios han demostrado que el aceite de lavanda contribuye a la segregación de neurotransmisores responsables de estabilizar el estado de ánimo contribuyendo al manejo de la depresión sin producir efectos secundarios en comparación con otros medicamentos. 

  1. Reduce el dolor de cabeza y las migrañas

Avicena, uno de los primeros médicos de la humanidad, añadió la lavanda por sus propiedades medicinales en el “Canon de Medicina” como tratamiento para la migraña. En un ensayo clínico de 2011  se administró aceite de lavanda inhalado a 46 pacientes con migraña, reduciendo la severidad del dolor de cabeza y de otros síntomas de la migraña como fotofobia, fonofobia, náuseas y vómitos. También se ha reportado la eficacia del aceite de lavanda para disminuir el dolor de cabeza relacionado con el estrés, al reducir la tensión arterial y la frecuencia cardíaca. 

  1. Tratamiento alternativo del Alzheimer.

En varios estudios se ha encontrado que las propiedades neuroprotectoras, anticonvulsivas, ansiolíticas y antidepresivas de la lavanda  podrían estimular la memoria y disminuir comportamientos agresivos y psicóticos en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Aunque son necesarias más investigaciones, la aromaterapia con lavanda puede mejorar la función cognitiva a través del olfato y disminuir la agitación y agresión

  1. Para la la piel y el cabello

El aceite esencial de lavanda controla el crecimiento de microorganismos en la superficie de la piel gracias a sus componentes activos antibacterianos, antisépticos y antifúngicos.  Además regenera y promueve las células epiteliales por lo cual es usado  para tratar cicatrices, heridas, quemaduras, úlceras, acné, entre otras afecciones dérmicas. En el cabello, promueve el crecimiento del cabello y aumenta su grosor. También sirve,  junto con otros aceites esenciales, como tratamiento contra los piojos, ya que mata los huevos incubados en el cuero cabelludo.

  1. Repele escorpiones e insectos.

El aceite de lavanda sirve como un método repelente ecológico, seguro y económico contra los mosquitos. También es útil para controlar otro tipo de plagas como los escorpiones, por lo cual se ha recomendado tradicionalmente el cultivo de plantas de lavanda cerca a las casas. Sus efectos repelentes e insecticidas se atribuyen a sus compuestos fitoquímicos como el linalol y eucaliptol que no causan efectos adversos en la salud ni contaminan el medio ambiente. 

  1. Desinfección del hogar.

Los compuestos terpenoides (linalol, acetato de linalilo y lavandulol) del aceite de lavanda tienen propiedades antibacterianas y antifúngicas por lo cual se ha utilizado para desinfección en el hogar y limpieza de todo tipo de superficies. 

¿Cómo se utiliza el aceite de lavanda?

El aceite esencial de lavanda que te ofrecemos en QUANTA fue escogido por ser 100% natural en su origen y no ha sido mezclado con otros aceites para garantizar su pureza. Puede ser usado de múltiples formas: 

Masajes y aromaterapia:

Se diluyen 3 a 5 gotas del aceite esencial en otro aceite vegetal (puede ser de coco, oliva, girasol, jojoba o  almendras) para realizar el masaje. Para aromaterapia se usa un difusor o vaporizador durante 15 a 30 minutos. 

Relajación: 

  • Adicionar 3 a 5 gotas de aceite de lavanda a un pañuelo e inhalar varias veces al día para disminuir la ansiedad. 
  • Aplicar un par de gotas directamente sobre la piel, masajeando en el cuello y hombros.
  • Aplicar en  el pecho y cuello y luego realizar respiraciones profundas. 
  • Para un baño relajante puedes  mezclar entre 2 a 12 gotas de aceite esencial de lavanda en una cucharada (15 mL) de aceite vegetal y adicionarlo al baño. 

Para dormir:

Inhalar durante 10 minutos el aceite esencial de lavanda,  mediante un pañuelo húmedo con gotas del aceite o usando un difusor o vaporizador. También se puede aplicar 2 gotas de aceite esencial de lavanda en la almohada. 

Para el cabello:

Mezclar dos gotas de aceite esencial de lavanda con cualquier aceite vegetal (preferiblemente de jojoba)  y masajear el cuero cabelludo. Enjuagar. 

Para el cuidado de la piel:

Aplicar 3 gotas en un algodón por 5 minutos sobre espinillas, quemaduras y picaduras de insectos. Para arrugas y piel seca se puede aplicar directamente el aceite con las manos. 

Como desinfectante y repelente:

En una botella con difusor,  adicionar media taza de vinagre blanco, media taza de agua y tres gotas de aceite de lavanda. (Tomado de https://www.hogarmania.com/hogar/ecologia/desinfectantes-naturales-formulas-alternativa-lejia.html)

Suscribirse

Suscríbase a nuestro boletín mensual y nunca se pierda lo último de nuestro contenido