Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Colon irritable: ¿Cómo disminuir los síntomas naturalmente? 2C

Colon irritable: ¿Cómo disminuir los síntomas naturalmente?

Slider

¿Te ha pasado que en esos días de trabajo a tope, de repente sientes como si te pegaran una cuchillada en el estómago? ¿O a veces te sientas a comer y apenas terminas el estómago comienza a hincharse como un globo como si estuvieras lleno(a) de gases? ¿O quizás sufres de diarreas o estreñimiento frecuentemente?

Es posible que estés sufriendo del síndrome del colon irritable. Aquí te contaremos de la relación con las emociones y te daremos unas series de consejos para disminuir sus síntomas de manera natural.

¿Has oído hablar del eje cerebro-intestino?  Este es un sistema bidireccional en el cual lo que pensamos, sentimos y hacemos libera sustancias que afectan el funcionamiento del sistema nervioso central gastrointestinal [1]. 

Lo anterior ocurre debido a que cuando el cuerpo está bajo estrés, toda la energía va al cerebro, a los músculos y a los tejidos necesarios para responder a los estímulos, dejando al sistema digestivo en un segundo plano. El estómago no segrega las enzimas y jugos gástricos necesarios, el intestino queda paralizado y las bacterias del colon se multiplican.

Por otra parte cuando el sistema digestivo presenta problemas (como el colon irritable), los nervios en las paredes inflamadas se hipersensibilizan amplificando los estímulos que provocan malestar y dolor [2]. Estas señales las recibe el cerebro y las modifica generando emociones negativas como la ansiedad, angustia, desánimo, mal humor o depresión [3]. 

¡Tu salud emocional está íntimamente ligada a tu salud intestinal! Esto quiere decir que debes tratar las dos dimensiones en conjunto.

Luego de revisar 12 estudios científicos sobre el tema, te recomendamos una solución con tres partes complementarias: manejo de emociones, ejercicios y alimentación.

Maneja tus emociones

Las esencias florales son un tipo de terapia alternativa que actúa de manera energética para restablecer el equilibrio de tus emociones y por lo tanto mejorar tu salud intestinal. Si te sientes estresado(a), tensionad(a) o tienes un ritmo de vida acelerado, toma Lavanda Compuesto  una esencia indicada para personas con exceso de estrés o que sienten que se exige mucho de ellas. 

Ejercicios

La medicina Ayurveda afirma que el colon irritable está relacionado con el tercer chakra,  que está vinculado no solo con la digestión sino también con el estrés y las emociones. Este chakra, que se localiza encima del ombligo y debajo del esternón, está gobernado por el elemento ‘fuego’ y recibe su energía directamente del sol. Esta medicina milenaria ya había identificado lo que la ciencia ha comprobado más recientemente!

Hacer posiciones de Yoga como el “perro mirando hacia abajo” o “gato vaca” mejora los síntomas del colon irritable. El ejercicio, el baile, la meditación y caminar también son muy útiles para disminuir los síntomas del colon irritable [4].

Alimentación

Según algunos estudios una de las causas del colon irritable es una deficiencia de enzimas como la lactasa, maltasa y sacarasa que son las encargadas de descomponer la lactosa (de los productos lácteos), el azúcar y el almidón (presente en el pan, dulces, barras de cereales, barritas energéticas, panecillos, pasteles, cereales procesados, arroz, pasta, papas, arvejas, maíz,  calabaza, calabacín y otros dulces).

Hay otros alimentos como el alcohol, el café, las gaseosas, los alimentos grasosos y picantes que pueden aumentar los síntomas. Por esto es importante identificar aquellos alimentos que te hacen daño y disminuir su consumo [5]. 

Pero también es importante concentrarse en aquellos compuestos o alimentos que te ayuden a sanar:

  • Añade alimentos ricos en fibra soluble como frutas (arándanos, bananos, naranjas, uvas) y salvado de avena, pues esta retiene agua y se vuelve un gel durante la digestión, ayudando a regular el ritmo intestinal [6]. 
  • Los probióticos mejoran la barrera intestinal, impiden la unión de bacterias patógenas y suavizan la respuesta inflamatoria intestinal. Además, reducen la hipersensibilidad asociada con la inflamación y con el estrés psicológico [7].
  • El aloe vera (o penca de sábila) ayuda a calmar y recuperar el intestino.

Como sabemos que a veces es difícil y engorroso introducir todos estos alimentos en tu dieta, en QUANTA hemos escogido Fiber Kieel, un preparado de fruto de mangostinos, polvo de gel de sábila, konkac, vitamina C y prebióticos que contiene todos estos compuestos beneficiosos para el colon. Lo único que tienes que hacer es tomar una porción de 10 mililitros con cada comida y una antes de acostarte. 

 ¡Si empiezas a cambiar lo que comes, haces conciencia sobre tu salud emocional y comienzas a moverte un poco más, tu intestino te lo agradecerá!

Productos Relacionados

Vita biosa probiotico
LAVANDA COMPUESTO

Mezcla diseñada para ayudar a quienes presentan cuadros de angustia y ansiedad. Recomendado para las personas preocupadas obsesivamente, presas de una sensación de miedo sin definir

Vita biosa probiotico
FIBER KIEEL

Fibra líquida que permite combatir problemas gastrointestinales irritativos, inflamatorios, fermentativos o infecciosos. También útil en casos de estreñimiento, agrieras, acidez y/o pesadez estomacal, ardor, intolerancia a la lactosa

previous arrow
next arrow
Slider

Bibliografía
18

Colon irritable: ¿Cómo disminuir los síntomas naturalmente? 2L

Colon irritable: ¿Cómo disminuir los síntomas naturalmente?

Slider

¿Te ha pasado que en esos días de trabajo a tope, de repente sientes como si te pegaran una cuchillada en el estómago? ¿O a veces te sientas a comer y apenas terminas el estómago comienza a hincharse como un globo como si estuvieras lleno(a) de gases? ¿O quizás sufres de diarreas o estreñimiento frecuentemente?

Es posible que estés sufriendo del síndrome del colon irritable. Aquí te contaremos de la relación con las emociones y te daremos unas series de consejos para disminuir sus síntomas de manera natural.

¿Has oído hablar del eje cerebro-intestino?  Este es un sistema bidireccional en el cual lo que pensamos, sentimos y hacemos libera sustancias que afectan el funcionamiento del sistema nervioso central gastrointestinal [1]. 

Lo anterior ocurre debido a que cuando el cuerpo está bajo estrés, toda la energía va al cerebro, a los músculos y a los tejidos necesarios para responder a los estímulos, dejando al sistema digestivo en un segundo plano. El estómago no segrega las enzimas y jugos gástricos necesarios, el intestino queda paralizado y las bacterias del colon se multiplican.

Por otra parte cuando el sistema digestivo presenta problemas (como el colon irritable), los nervios en las paredes inflamadas se hipersensibilizan amplificando los estímulos que provocan malestar y dolor [2]. Estas señales las recibe el cerebro y las modifica generando emociones negativas como la ansiedad, angustia, desánimo, mal humor o depresión [3]. 

¡Tu salud emocional está íntimamente ligada a tu salud intestinal! Esto quiere decir que debes tratar las dos dimensiones en conjunto.

Luego de revisar 12 estudios científicos sobre el tema, te recomendamos una solución con tres partes complementarias: manejo de emociones, ejercicios y alimentación.

Maneja tus emociones

Las esencias florales son un tipo de terapia alternativa que actúa de manera energética para restablecer el equilibrio de tus emociones y por lo tanto mejorar tu salud intestinal. Si te sientes estresado(a), tensionad(a) o tienes un ritmo de vida acelerado, toma Lavanda Compuesto  una esencia indicada para personas con exceso de estrés o que sienten que se exige mucho de ellas. 

Vita biosa probiotico
LAVANDA COMPUESTO
Producto recomendado

Mezcla diseñada para ayudar a quienes presentan cuadros de angustia y ansiedad. Recomendado para las personas preocupadas obsesivamente, presas de una sensación de miedo sin definir

Slider

Ejercicios

La medicina Ayurveda afirma que el colon irritable está relacionado con el tercer chakra,  que está vinculado no solo con la digestión sino también con el estrés y las emociones. Este chakra, que se localiza encima del ombligo y debajo del esternón, está gobernado por el elemento ‘fuego’ y recibe su energía directamente del sol. Esta medicina milenaria ya había identificado lo que la ciencia ha comprobado más recientemente!

Hacer posiciones de Yoga como el “perro mirando hacia abajo” o “gato vaca” mejora los síntomas del colon irritable. El ejercicio, el baile, la meditación y caminar también son muy útiles para disminuir los síntomas del colon irritable [4].

Alimentación

Según algunos estudios una de las causas del colon irritable es una deficiencia de enzimas como la lactasa, maltasa y sacarasa que son las encargadas de descomponer la lactosa (de los productos lácteos), el azúcar y el almidón (presente en el pan, dulces, barras de cereales, barritas energéticas, panecillos, pasteles, cereales procesados, arroz, pasta, papas, arvejas, maíz,  calabaza, calabacín y otros dulces).

Hay otros alimentos como el alcohol, el café, las gaseosas, los alimentos grasosos y picantes que pueden aumentar los síntomas. Por esto es importante identificar aquellos alimentos que te hacen daño y disminuir su consumo [5]. 

Pero también es importante concentrarse en aquellos compuestos o alimentos que te ayuden a sanar:

  • Añade alimentos ricos en fibra soluble como frutas (arándanos, bananos, naranjas, uvas) y salvado de avena, pues esta retiene agua y se vuelve un gel durante la digestión, ayudando a regular el ritmo intestinal [6]. 
  • Los probióticos mejoran la barrera intestinal, impiden la unión de bacterias patógenas y suavizan la respuesta inflamatoria intestinal. Además, reducen la hipersensibilidad asociada con la inflamación y con el estrés psicológico [7].
  • El aloe vera (o penca de sábila) ayuda a calmar y recuperar el intestino.

Como sabemos que a veces es difícil y engorroso introducir todos estos alimentos en tu dieta, en QUANTA hemos escogido Fiber Kieel, un preparado de fruto de mangostinos, polvo de gel de sábila, konkac, vitamina C y prebióticos que contiene todos estos compuestos beneficiosos para el colon. Lo único que tienes que hacer es tomar una porción de 10 mililitros con cada comida y una antes de acostarte. 

Vita biosa probiotico
FIBER KIEEL
Producto recomendado

Fibra líquida que permite combatir problemas gastrointestinales irritativos, inflamatorios, fermentativos o infecciosos. También útil en casos de estreñimiento, agrieras, acidez y/o pesadez estomacal, ardor, intolerancia a la lactosa

Slider

 ¡Si empiezas a cambiar lo que comes, haces conciencia sobre tu salud emocional y comienzas a moverte un poco más, tu intestino te lo agradecerá!

Bibliografía
18

¿Cómo tratar las venas várices? 2C

¿Cómo tratar las venas várices?

Slider

¿Qué son las venas várices? 

Son venas grandes y retorcidas que se ven debajo de la superficie de la piel, principalmente en las piernas y en la región de la ingle. También pueden aparecer como racimos de venas azules o moradas, rodeados por venas más pequeñas.

En general, las venas várices no tienen consecuencias graves, aunque a veces pueden causar cansancio en las piernas, hinchazón, calambres, dolor al estar de pié, ardor y palpitaciones. En algunas ocasiones pueden complicarse y generar úlceras, coágulos o sangrados. En estos casos es necesario acudir a un especialista médico de inmediato. 

Cuidados para las venas várices

Si bien el tratamiento más recomendado para disminuir las venas várices es usar medias de compresión, aún no hay suficientes estudios que comprueben si estas realmente ayudan a disminuir los síntomas, por lo cual te recomendamos esta serie de cuidados, sustentados científicamente, que pueden ayudarte a disminuirlas [1], [2].

Si ya has empezado a sentir las molestias de las venas várices, es importante empezar a realizar diariamente ejercicios para prevenir que se agraven los síntomas. Cuando tengas dolor, puedes hacerte un masaje con crema de cannabis y al final del día te recomendamos una deliciosa hidroterapia en tus pies [3], [4], [5]. 

Por último, las venas várices, como muchas enfermedades, pueden tener un componente emocional, con lo cual te recomendamos una esencia floral para devolver el equilibrio a tu cuerpo y ayudarte a sanar profundamente.

  • Ejercicios 

Sube un pie a un banco de 20 centímetros de altura, baja y cambia de pie (empezar con 12 repeticiones e ir aumentando semanalmente).

Recuéstate en una colchoneta o en el suelo. Levanta una pierna y gira el tobillo en sentido de las manecillas del reloj. Luego cambia de pierna y gira en el otro sentido. Repite. 

Siéntate en una silla con los pies apoyados sobre el suelo. Levanta el tobillo dejando los dedos en el suelo. Bájalo y levanta la punta de los pies, dejando el tobillo en el suelo. Repetir 30 veces. 

  • Masaje con Cannabis medicinal

El Cannabis medicinal es uno de los productos más recomendados hoy en día para aliviar el dolor y la inflamación. Es ideal para pies cansados, dolores musculares y para hacer masajes relajantes. En QUANTA escogimos el Gel de Cannabis porque tiene además Castaño de indias, Centella asiática, Árnica,  Hamamelis, Aloe vera  y Vitamina E cuyas propiedades naturales te aliviarán el dolor causado por las venas várices. Aplícalo en la zona afectada esparciendo el gel sobre la piel completamente. Repite la aplicación dos o más veces al día. 

  • Hidroterapia: 

Pon los pies en un balde con agua caliente (ten en cuenta tocarla antes para no quemarte). Cuando se enfríe adiciona unos cuantos hielos y manten los pies durante dos minutos [4].

  • Esencias florales: 

Las esencias florales son compuestos con la vibración energética de las flores, nos permiten conectar con nuestras emociones. Según el doctor Luis Rubio, en nuestro Seminario “Lo que circula en la vida,” las venas várices están relacionadas con lo que cargamos de nuestro pasado, por lo que la esencia floral  Wild Potato Bush, te ayudará si te sientes sobrecargado, lento, sin voluntad e inclusive con restricción de movimiento en su cuerpo físico. 

Si tienes alguna pregunta sobre estos productos, te invitamos a dar clic en nuestra página www.quantasalud.com donde nuestros asesores te brindarán toda la información que necesites en el chat de servicio al cliente. 

Productos Relacionados

Vita biosa probiotico
"GEL DE CANNABIS"

Gel antiinflamatorio y analgésico de Cannabis ideal para tratar dolores crónicos, artritis, artrosis y combatir la Inflamación de tejidos blandos y del sistema muscular esquelético de origen traumático, reumático o autoinmune.

Vita biosa probiotico
WILD POTATO BUSH

Apropiada para personas que se sienten sobrecargadas, lentas, sin voluntad, inclusive con restricción de movimiento en su cuerpo físico. Puede ser de utilidad en la última etapa del embarazo. Recomendada también para los viajeros

previous arrow
next arrow
Slider

18

¿Cómo tratar las venas várices? 2L

¿Cómo tratar las venas várices?

Slider

¿Qué son las venas várices? 

Son venas grandes y retorcidas que se ven debajo de la superficie de la piel, principalmente en las piernas y en la región de la ingle. También pueden aparecer como racimos de venas azules o moradas, rodeados por venas más pequeñas.

En general, las venas várices no tienen consecuencias graves, aunque a veces pueden causar cansancio en las piernas, hinchazón, calambres, dolor al estar de pié, ardor y palpitaciones. En algunas ocasiones pueden complicarse y generar úlceras, coágulos o sangrados. En estos casos es necesario acudir a un especialista médico de inmediato. 

Cuidados para las venas várices

Si bien el tratamiento más recomendado para disminuir las venas várices es usar medias de compresión, aún no hay suficientes estudios que comprueben si estas realmente ayudan a disminuir los síntomas, por lo cual te recomendamos esta serie de cuidados, sustentados científicamente, que pueden ayudarte a disminuirlas [1], [2].

Si ya has empezado a sentir las molestias de las venas várices, es importante empezar a realizar diariamente ejercicios para prevenir que se agraven los síntomas. Cuando tengas dolor, puedes hacerte un masaje con crema de cannabis y al final del día te recomendamos una deliciosa hidroterapia en tus pies [3], [4], [5]. 

Por último, las venas várices, como muchas enfermedades, pueden tener un componente emocional, con lo cual te recomendamos una esencia floral para devolver el equilibrio a tu cuerpo y ayudarte a sanar profundamente.

  • Ejercicios 

Sube un pie a un banco de 20 centímetros de altura, baja y cambia de pie (empezar con 12 repeticiones e ir aumentando semanalmente).

Recuéstate en una colchoneta o en el suelo. Levanta una pierna y gira el tobillo en sentido de las manecillas del reloj. Luego cambia de pierna y gira en el otro sentido. Repite. 

Siéntate en una silla con los pies apoyados sobre el suelo. Levanta el tobillo dejando los dedos en el suelo. Bájalo y levanta la punta de los pies, dejando el tobillo en el suelo. Repetir 30 veces. 

  • Masaje con Cannabis medicinal

El Cannabis medicinal es uno de los productos más recomendados hoy en día para aliviar el dolor y la inflamación. Es ideal para pies cansados, dolores musculares y para hacer masajes relajantes. En QUANTA escogimos el Gel de Cannabis porque tiene además Castaño de indias, Centella asiática, Árnica,  Hamamelis, Aloe vera  y Vitamina E cuyas propiedades naturales te aliviarán el dolor causado por las venas várices. Aplícalo en la zona afectada esparciendo el gel sobre la piel completamente. Repite la aplicación dos o más veces al día. 

Vita biosa probiotico
"GEL DE CANNABIS"
Producto recomendado

Gel antiinflamatorio y analgésico de Cannabis ideal para tratar dolores crónicos, artritis, artrosis y combatir la Inflamación de tejidos blandos y del sistema muscular esquelético de origen traumático, reumático o autoinmune.

Slider
  • Hidroterapia: 

Pon los pies en un balde con agua caliente (ten en cuenta tocarla antes para no quemarte). Cuando se enfríe adiciona unos cuantos hielos y manten los pies durante dos minutos [4].

  • Esencias florales: 

Las esencias florales son compuestos con la vibración energética de las flores, nos permiten conectar con nuestras emociones. Según el doctor Luis Rubio, en nuestro Seminario “Lo que circula en la vida,” las venas várices están relacionadas con lo que cargamos de nuestro pasado, por lo que la esencia floral  Wild Potato Bush, te ayudará si te sientes sobrecargado, lento, sin voluntad e inclusive con restricción de movimiento en su cuerpo físico. 

Vita biosa probiotico
WILD POTATO BUSH
Producto recomendado

Apropiada para personas que se sienten sobrecargadas, lentas, sin voluntad, inclusive con restricción de movimiento en su cuerpo físico. Puede ser de utilidad en la última etapa del embarazo. Recomendada también para los viajeros

Slider

Si tienes alguna pregunta sobre estos productos, te invitamos a dar clic en nuestra página www.quantasalud.com donde nuestros asesores te brindarán toda la información que necesites en el chat de servicio al cliente. 

18

Venas várices: Prevención y medicina alternativa C

Venas várices: Prevención y medicina alternativa.

Slider

Tiempo de lectura:  5 min

En este artículo encontrarás:

¿Qué son las venas várices?

10 consejos para prevenir las venas várices

Cuidados holísticos para venas várices.

¿Qué son las venas várices? 

Las venas várices son venas grandes y retorcidas que se ven debajo de la superficie de la piel, principalmente en las piernas y en la región de la ingle. También pueden aparecer como racimos de venas azules o moradas, rodeados por venas más pequeñas (venas araña).

Para entender por qué aparecen, debemos saber que las venas son las encargadas de llevar la sangre de todas las partes del cuerpo hacia el corazón. En las piernas, el movimiento de sangre ocurre de manera ascendente, en contra de la gravedad. Esto se logra gracias a que las paredes de las venas se mueven bombeando la sangre hacia arriba.También contribuyen a la tarea unas pequeñas válvulas que se abren a medida que la sangre fluye y que luego se cierran para evitar que se devuelva. Cuando las paredes se debilitan o las válvulas se dañan, la sangre fluye hacia abajo y se acumula en la vena, lo que hace que se hinchen o tuerzan generando las venas várices o las llamadas venas araña. 

Anteriormente se creía que las mujeres sufrían más venas várices que los hombres, pero un estudio realizado en Edimburgo 1 demostró que la ocurrencia es igual para los dos sexos. También se encontró que suelen presentarse en mayor proporción en personas de más de 55 años. En general, las venas várices no tienen consecuencias graves, aunque a veces pueden relacionarse con cansancio en las piernas, hinchazón, calambres, dolor al estar de pié, ardor y palpitaciones. En algunas ocasiones pueden complicarse y generar úlceras, coágulos o sangrados. En estos casos es necesario acudir a un especialista médico de inmediato. 

Consejos para prevenir las venas várices.

Si has observado que las piernas se te hinchan, se sienten cansadas o pesadas, sufres calambres y sientes hormigueo o entumecimiento, es posible que estés empezando a desarrollar venas várices. Para impedir que se sigan aumentando, te dejamos estas ocho recomendaciones:

  1. Evita posiciones prolongadas. Si por tu trabajo o estudio debes estar por más de cuatro horas de pié o sentado(a), te recomendamos cambiar la posición cada cierto tiempo y hacer pausas activas cada 45 minutos. Al sentarte evita cruzar las piernas ya que esta posición obstruye el flujo sanguíneo y aumenta la presión en las extremidades inferiores.
  2. Mantén un peso saludable. Perder peso te ayudará a reducir la presión ejercida sobre las venas de los pies y piernas y mejorará el flujo sanguíneo [2], [3]. Para mantener un peso saludable, te recomendamos leer nuestro artículo: Alimentación consciente (Mindfoodness) para un peso saludable. También debes hacer ejercicio regularmente.
  3. Incluye fibra en la dieta. Comer frutas, verduras de color verde oscuro o naranja, legumbres y cereales integrales te permitirá prevenir el estreñimiento. Algunos estudios han demostrado que una dieta baja en fibra aumenta el esfuerzo durante las evacuaciones intestinales [4], lo cual obstruye el regreso de la sangre hacia el corazón en las piernas y a la larga puede debilitar las venas [5]. Si sientes que necesitas aumentar tu contenido de fibra, puedes complementar tu alimentación con dos cápsulas al día de Acaí, que además de un alto contenido de fibra, tiene ácidos grasos como omega 3,6 y 9 importantes para mantener los bajos niveles de colesterol y triglicéridos, útiles también en la estabilización del ritmo cardíaco, en mantener limpias las arterias. y para nivelar la presión arterial. 

  1. Consume alimentos con potasio. Alimentos como el salmón, el atún, el plátano, los vegetales de hoja verde, las almendras, los pistachos, las ciruelas pasas, la papaya, los fríjoles o las lentejas disminuyen la presión arterial y contrarrestan los niveles de sodio en el cuerpo, además ayudan a disminuir la retención de líquidos y la hinchazón en las piernas [6]. Si se te dificulta acceder a estos alimentos, puedes tomar una cápsula al día de Potassium con la comida.

  1.  Disminuye la sal.  El sodio provoca hinchazón en las piernas por la retención de líquidos [7]. También debes evitar el consumo de alimentos ultraprocesados y refinados e incluso de azúcar. 
  2. Usa ropa cómoda. Usar ropa que no apriete la cintura, la ingle o las piernas permitirá el flujo sanguíneo adecuado. Te recomendamos usar zapatos bajos y evitar el uso de tacones pues estos obstruyen el bombeo muscular [8]. 
  3. Mantente hidratado(a). Toma entre 1 a 2 litros al día. En un estudio se encontró que las personas que tomaban menos de 5 vasos de agua al día presentaban más probabilidad de sufrir venas várices. [9]. Tomar agua ayuda a mejorar los movimientos intestinales y disminuye el esfuerzo en las deposiciones.
  4. Evita el consumo de alcohol y tabaco. El consumo de tabaco genera que se cierren las válvulas que permiten el paso de la sangre, creando un mayor riesgo en tener venas várices.[10]  Por su parte, un estudio realizado en Francia con más de 4.900 personas, encontró que aquellos que consumían regularmente alcohol o tabaco, tenían mayor riesgo de tener venas várices [11]. 

Cuidados holísticos para venas várices.

 

El tratamiento más recomendado para disminuir las venas várices es usar medias de compresión debido a que hacen presión sobre las venas más superficiales para vaciarlas de sangre y mandar más sangre al sistema venoso profundo, disminuyendo la presión venosa y la hinchazón [12]. Aún así, es necesario mencionar que en una revisión de varios estudios realizada en 2021, se concluyó que no hay suficiente evidencia de que las medias de compresión efectivamente ayuden a disminuir los síntomas, por lo cual te recomendamos esta serie de cuidados, sustentados científicamente, que pueden ayudarte a disminuirlas [13].

  • Elevar las piernas durante 30 minutos mínimo 4 veces al día [14]. Esto ayuda a retornar la sangre hacia el corazón. Puedes hacerlo acostándote en una cama y elevando las piernas sobre la pared. También puedes recostar las piernas sobre un soporte alto o en varias almohadas, mientras ves televisión o lees. 
  • Cápsulas de Castaño de Indias. En varios estudios científicos se ha concluido que el extracto de las semillas de este árbol tiene propiedades anti-inflamatorias, previene la formación de edemas, tiene un efecto positivo en el tono venoso y en la coagulación sanguínea [15]. En QUANTA hemos escogido unas cápsulas de Castaño de India de Botanitas. Te recomendamos tomar una cápsula dos veces al día. Hay que tener en cuenta que no debe tomarse si hay hipertensión arterial, insuficiencia hepática o renal.  Tampoco se recomienda su uso en niños, ni en embarazo ni lactancia. 
  • Relax ultra gel de Cannabis. Esta gel de Cannabis contiene varios componentes de los cuales se ha comprobado su eficacia para las venas várices como: Cannabis sativa (llamada comúnmente marihuana), Castaño de indias, Centella asiática (llamada comúnmente hierba de tigre es un cicatrizante, antimicrobiano y analgésico), Árnica (reductor de la inflamación y el dolor), Hamamelis (llamado también avellano de brujas. Conocido para curar y cicatrizar heridas), Aloe vera (sábila) y Vitamina E. Es un gel que alivia el dolor e inhibe las sustancias causantes de la inflamación. Aplícalo en la zona afectada esparciendo el gel sobre la piel completamente. Repetir la aplicación varias veces al día. 
  • Masajes. Varios estudios han demostrado que el uso de masaje de tejido conjuntivo o técnica de Dicke, y los masajes de drenaje linfático disminuyen la hinchazón y el malestar, al favorecer la eliminación de líquidos retenidos en el cuerpo [16]. También puedes hacer un masaje suave sobre la zona afectada usando el aceite tópico relajante que hemos escogido en QUANTA con aceites esenciales de hierbabuena, caléndula, romero y extractos de propóleo y sábila. Aplica de 2 a 3 gotas en la zona y masajea suavemente en sentido ascendente. Para aliviar las piernas pesadas aplica 3 gotas en la planta de los pies y masajea. Siempre que hagas un masaje debes evitar hacer presión sobre las venas várices, puesto que son tejidos débiles que pueden romperse.
  • Ejercicios

Aquí encuentras cinco ejercicios recomendados por la literatura científica para tratar las várices son [17]: 

  • Bicicleta estática (5 minutos de calentamiento y 15 minutos de ejercicio cardiovascular). Si no tienes bicicleta estática, puedes pedalear en el aire con la espalda sobre el suelo. 
  • Sube un pie a un banco de 20 centímetros de altura,  baja y cambia de pie (empezar con 12 repeticiones e ir aumentando semanalmente).
  • Recuéstate en una colchoneta o en el suelo. Levanta una pierna y gira el tobillo en sentido de las manecillas del reloj. Luego cambia de pierna y gira en el otro sentido. Repite
  • Siéntate en una silla con los pies apoyados sobre el suelo. Levanta el tobillo dejando los dedos en el suelo. Bájalo y levanta la punta de los pies, dejando el tobillo en el suelo. Repetir 30 veces. 
  • Algunas posiciones de Yoga también pueden ayudarte como la posición Viparita Kajani (levantar las piernas en la pared).
  • Hidroterapia: Es una técnica tradicional muy usada en Europa para el tratamiento de las venas várices. En un estudio se demostró que mejora los síntomas y que puede usarse en conjunto con otros tratamientos [18]. Una forma de hacerlo es poner los pies en un balde con agua caliente (tener cuidado de tocarla antes para no quemarse), cuando se enfríe echar unos cuantos hielos y mantener los pies durante dos minutos. Puedes añadir aceite esencial de ruda que ayuda en el tratamiento de las venas várices y mejora la circulación. También puedes tomar duchas de agua caliente y luego fría con chorros bien fuertes para activar la circulación sanguínea.

Además de lo anterior, el Doctor Luis Rubio, médico especialista en terapias alternativas, nos contó en el seminario “Lo que circula en la vida”, que las venas en las piernas tienen que ver con el pasado. Si uno carga con un pasado que hace peso, la tendencia de mis venas es a dilatarlas. Por lo tanto —afirma el Dr. Rubio— “Entre más tortuoso es mi pasado, más tortuosas son mis venas. Esto hace que sea muy valioso averiguar qué tanto pasado cargan y cuál es la presión o condición emocional con respecto a ese pasado que tiene.”  Si esto resuena contigo, te recomendamos hacer ejercicios de gratitud con el pasado para liberarlo y vivir un mejor presente. Puedes hacerlo haciendo una lista de 100 cosas de tu pasado por las que puedes estar agradecido. 

Las esencias florales, que son compuestos con la vibración energética de las flores, nos permiten conectar con nuestras emociones. En este caso Wild Potato Bush, puede ser de gran ayuda pues es una esencia para personas que se sienten sobrecargadas, lentas, sin voluntad, inclusive con restricción de movimiento en su cuerpo físico. También puede ser usada para la última etapa del embarazo.

Productos Relacionados

Vita biosa probiotico
ACAI 300Mg

Es considerada la fruta con mayor cantidad de antioxidantes del mundo. Útil para la regeneración ya que presenta un elevado porcentaje de grasas, fibra, vitaminas y minerales. Por su alto nivel de fibras es favorable para las personas con estreñimiento.

Vita biosa probiotico
POTASSIUM 99MG

Apoya la actividad muscular y la transmisión nerviosa. Un nivel normal de potasio en la sangre es importante para que sus células, nervios, corazón, músculos y riñones funcionen correctamente.

Vita biosa probiotico
CASTAÑO DE INDIAS

Tratamiento sintomático de la insuficiencia venosa no complicada. Coadyuvante en el tratamiento insuficiencia venosa, calambres nocturnos en las pantorrillas.

Vita biosa probiotico
"GEL DE CANNABIS"

Gel antiinflamatorio y analgésico de Cannabis ideal para tratar dolores crónicos, artritis, artrosis y combatir la Inflamación de tejidos blandos y del sistema muscular esquelético de origen traumático, reumático o autoinmune.

Vita biosa probiotico
ACEITE TOPICO RELAJANTE

Aceite tópico relajante elaborado con aceites esenciales de Hierbabuena, caléndula, Romero y extractos de propóleo y Sábila. Usado tradicionalmente para la relajación, migraña, cólicos menstruales, tos con flemas, insomnio, venas varices y piernas pesadas

Vita biosa probiotico
RUDA ACEITE ESENCIAL

Útil en el tratamiento por mala circulación, arañas vasculares, vena varice y úlceras varicosas. Alivia jaquecas, cólicos gastrointestinales y menstruales. Combina bien con otros aceites esenciales como salvia, eucalipto, pimienta, romero y manzanilla.

Vita biosa probiotico
WILD POTATO BUSH

Apropiada para personas que se sienten sobrecargadas, lentas, sin voluntad, inclusive con restricción de movimiento en su cuerpo físico. Puede ser de utilidad en la última etapa del embarazo. Recomendada también para los viajeros

previous arrow
next arrow
Slider

18

Venas várices: Prevención y medicina alternativa L

Venas várices: Prevención y medicina alternativa.

Slider

Tiempo de lectura:  5 min

En este artículo encontrarás:

¿Qué son las venas várices?

10 consejos para prevenir las venas várices

Cuidados holísticos para venas várices.

¿Qué son las venas várices? 

Las venas várices son venas grandes y retorcidas que se ven debajo de la superficie de la piel, principalmente en las piernas y en la región de la ingle. También pueden aparecer como racimos de venas azules o moradas, rodeados por venas más pequeñas (venas araña).

Para entender por qué aparecen, debemos saber que las venas son las encargadas de llevar la sangre de todas las partes del cuerpo hacia el corazón. En las piernas, el movimiento de sangre ocurre de manera ascendente, en contra de la gravedad. Esto se logra gracias a que las paredes de las venas se mueven bombeando la sangre hacia arriba.También contribuyen a la tarea unas pequeñas válvulas que se abren a medida que la sangre fluye y que luego se cierran para evitar que se devuelva. Cuando las paredes se debilitan o las válvulas se dañan, la sangre fluye hacia abajo y se acumula en la vena, lo que hace que se hinchen o tuerzan generando las venas várices o las llamadas venas araña. 

Anteriormente se creía que las mujeres sufrían más venas várices que los hombres, pero un estudio realizado en Edimburgo 1 demostró que la ocurrencia es igual para los dos sexos. También se encontró que suelen presentarse en mayor proporción en personas de más de 55 años. En general, las venas várices no tienen consecuencias graves, aunque a veces pueden relacionarse con cansancio en las piernas, hinchazón, calambres, dolor al estar de pié, ardor y palpitaciones. En algunas ocasiones pueden complicarse y generar úlceras, coágulos o sangrados. En estos casos es necesario acudir a un especialista médico de inmediato. 

Consejos para prevenir las venas várices.

Si has observado que las piernas se te hinchan, se sienten cansadas o pesadas, sufres calambres y sientes hormigueo o entumecimiento, es posible que estés empezando a desarrollar venas várices. Para impedir que se sigan aumentando, te dejamos estas ocho recomendaciones:

  1. Evita posiciones prolongadas. Si por tu trabajo o estudio debes estar por más de cuatro horas de pié o sentado(a), te recomendamos cambiar la posición cada cierto tiempo y hacer pausas activas cada 45 minutos. Al sentarte evita cruzar las piernas ya que esta posición obstruye el flujo sanguíneo y aumenta la presión en las extremidades inferiores.
  2. Mantén un peso saludable. Perder peso te ayudará a reducir la presión ejercida sobre las venas de los pies y piernas y mejorará el flujo sanguíneo [2], [3]. Para mantener un peso saludable, te recomendamos leer nuestro artículo: Alimentación consciente (Mindfoodness) para un peso saludable. También debes hacer ejercicio regularmente.
  3. Incluye fibra en la dieta. Comer frutas, verduras de color verde oscuro o naranja, legumbres y cereales integrales te permitirá prevenir el estreñimiento. Algunos estudios han demostrado que una dieta baja en fibra aumenta el esfuerzo durante las evacuaciones intestinales [4], lo cual obstruye el regreso de la sangre hacia el corazón en las piernas y a la larga puede debilitar las venas [5]. Si sientes que necesitas aumentar tu contenido de fibra, puedes complementar tu alimentación con dos cápsulas al día de Acaí, que además de un alto contenido de fibra, tiene ácidos grasos como omega 3,6 y 9 importantes para mantener los bajos niveles de colesterol y triglicéridos, útiles también en la estabilización del ritmo cardíaco, en mantener limpias las arterias. y para nivelar la presión arterial. 
Vita biosa probiotico
ACAI 300Mg
Producto recomendado

Es considerada la fruta con mayor cantidad de antioxidantes del mundo. Útil para la regeneración ya que presenta un elevado porcentaje de grasas, fibra, vitaminas y minerales. Por su alto nivel de fibras es favorable para las personas con estreñimiento.

Slider

  1. Consume alimentos con potasio. Alimentos como el salmón, el atún, el plátano, los vegetales de hoja verde, las almendras, los pistachos, las ciruelas pasas, la papaya, los fríjoles o las lentejas disminuyen la presión arterial y contrarrestan los niveles de sodio en el cuerpo, además ayudan a disminuir la retención de líquidos y la hinchazón en las piernas [6]. Si se te dificulta acceder a estos alimentos, puedes tomar una cápsula al día de Potassium con la comida.
Vita biosa probiotico
POTASSIUM 99MG
Producto recomendado

Apoya la actividad muscular y la transmisión nerviosa. Un nivel normal de potasio en la sangre es importante para que sus células, nervios, corazón, músculos y riñones funcionen correctamente.

Slider

  1.  Disminuye la sal.  El sodio provoca hinchazón en las piernas por la retención de líquidos [7]. También debes evitar el consumo de alimentos ultraprocesados y refinados e incluso de azúcar. 
  2. Usa ropa cómoda. Usar ropa que no apriete la cintura, la ingle o las piernas permitirá el flujo sanguíneo adecuado. Te recomendamos usar zapatos bajos y evitar el uso de tacones pues estos obstruyen el bombeo muscular [8]. 
  3. Mantente hidratado(a). Toma entre 1 a 2 litros al día. En un estudio se encontró que las personas que tomaban menos de 5 vasos de agua al día presentaban más probabilidad de sufrir venas várices. [9]. Tomar agua ayuda a mejorar los movimientos intestinales y disminuye el esfuerzo en las deposiciones.
  4. Evita el consumo de alcohol y tabaco. El consumo de tabaco genera que se cierren las válvulas que permiten el paso de la sangre, creando un mayor riesgo en tener venas várices.[10]  Por su parte, un estudio realizado en Francia con más de 4.900 personas, encontró que aquellos que consumían regularmente alcohol o tabaco, tenían mayor riesgo de tener venas várices [11]. 

Cuidados holísticos para venas várices.

 

El tratamiento más recomendado para disminuir las venas várices es usar medias de compresión debido a que hacen presión sobre las venas más superficiales para vaciarlas de sangre y mandar más sangre al sistema venoso profundo, disminuyendo la presión venosa y la hinchazón [12]. Aún así, es necesario mencionar que en una revisión de varios estudios realizada en 2021, se concluyó que no hay suficiente evidencia de que las medias de compresión efectivamente ayuden a disminuir los síntomas, por lo cual te recomendamos esta serie de cuidados, sustentados científicamente, que pueden ayudarte a disminuirlas [13].

  • Elevar las piernas durante 30 minutos mínimo 4 veces al día [14]. Esto ayuda a retornar la sangre hacia el corazón. Puedes hacerlo acostándote en una cama y elevando las piernas sobre la pared. También puedes recostar las piernas sobre un soporte alto o en varias almohadas, mientras ves televisión o lees. 
  • Cápsulas de Castaño de Indias. En varios estudios científicos se ha concluido que el extracto de las semillas de este árbol tiene propiedades anti-inflamatorias, previene la formación de edemas, tiene un efecto positivo en el tono venoso y en la coagulación sanguínea [15]. En QUANTA hemos escogido unas cápsulas de Castaño de India de Botanitas. Te recomendamos tomar una cápsula dos veces al día. Hay que tener en cuenta que no debe tomarse si hay hipertensión arterial, insuficiencia hepática o renal.  Tampoco se recomienda su uso en niños, ni en embarazo ni lactancia. 
Vita biosa probiotico
CASTAÑO DE INDIAS
Producto recomendado

Tratamiento sintomático de la insuficiencia venosa no complicada. Coadyuvante en el tratamiento insuficiencia venosa, calambres nocturnos en las pantorrillas.

Slider
  • Relax ultra gel de Cannabis. Esta gel de Cannabis contiene varios componentes de los cuales se ha comprobado su eficacia para las venas várices como: Cannabis sativa (llamada comúnmente marihuana), Castaño de indias, Centella asiática (llamada comúnmente hierba de tigre es un cicatrizante, antimicrobiano y analgésico), Árnica (reductor de la inflamación y el dolor), Hamamelis (llamado también avellano de brujas. Conocido para curar y cicatrizar heridas), Aloe vera (sábila) y Vitamina E. Es un gel que alivia el dolor e inhibe las sustancias causantes de la inflamación. Aplícalo en la zona afectada esparciendo el gel sobre la piel completamente. Repetir la aplicación varias veces al día. 
Vita biosa probiotico
"GEL DE CANNABIS"
Producto recomendado

Gel antiinflamatorio y analgésico de Cannabis ideal para tratar dolores crónicos, artritis, artrosis y combatir la Inflamación de tejidos blandos y del sistema muscular esquelético de origen traumático, reumático o autoinmune.

Slider
  • Masajes. Varios estudios han demostrado que el uso de masaje de tejido conjuntivo o técnica de Dicke, y los masajes de drenaje linfático disminuyen la hinchazón y el malestar, al favorecer la eliminación de líquidos retenidos en el cuerpo [16]. También puedes hacer un masaje suave sobre la zona afectada usando el aceite tópico relajante que hemos escogido en QUANTA con aceites esenciales de hierbabuena, caléndula, romero y extractos de propóleo y sábila. Aplica de 2 a 3 gotas en la zona y masajea suavemente en sentido ascendente. Para aliviar las piernas pesadas aplica 3 gotas en la planta de los pies y masajea. Siempre que hagas un masaje debes evitar hacer presión sobre las venas várices, puesto que son tejidos débiles que pueden romperse.
Vita biosa probiotico
ACEITE TOPICO RELAJANTE
Producto recomendado

Aceite tópico relajante elaborado con aceites esenciales de Hierbabuena, caléndula, Romero y extractos de propóleo y Sábila. Usado tradicionalmente para la relajación, migraña, cólicos menstruales, tos con flemas, insomnio, venas varices y piernas pesadas

Slider
  • Ejercicios

Aquí encuentras cinco ejercicios recomendados por la literatura científica para tratar las várices son [17]: 

  • Bicicleta estática (5 minutos de calentamiento y 15 minutos de ejercicio cardiovascular). Si no tienes bicicleta estática, puedes pedalear en el aire con la espalda sobre el suelo. 
  • Sube un pie a un banco de 20 centímetros de altura,  baja y cambia de pie (empezar con 12 repeticiones e ir aumentando semanalmente).
  • Recuéstate en una colchoneta o en el suelo. Levanta una pierna y gira el tobillo en sentido de las manecillas del reloj. Luego cambia de pierna y gira en el otro sentido. Repite
  • Siéntate en una silla con los pies apoyados sobre el suelo. Levanta el tobillo dejando los dedos en el suelo. Bájalo y levanta la punta de los pies, dejando el tobillo en el suelo. Repetir 30 veces. 
  • Algunas posiciones de Yoga también pueden ayudarte como la posición Viparita Kajani (levantar las piernas en la pared).
  • Hidroterapia: Es una técnica tradicional muy usada en Europa para el tratamiento de las venas várices. En un estudio se demostró que mejora los síntomas y que puede usarse en conjunto con otros tratamientos [18]. Una forma de hacerlo es poner los pies en un balde con agua caliente (tener cuidado de tocarla antes para no quemarse), cuando se enfríe echar unos cuantos hielos y mantener los pies durante dos minutos. Puedes añadir aceite esencial de ruda que ayuda en el tratamiento de las venas várices y mejora la circulación. También puedes tomar duchas de agua caliente y luego fría con chorros bien fuertes para activar la circulación sanguínea.
Vita biosa probiotico
RUDA ACEITE ESENCIAL
Producto recomendado

Útil en el tratamiento por mala circulación, arañas vasculares, vena varice y úlceras varicosas. Alivia jaquecas, cólicos gastrointestinales y menstruales. Combina bien con otros aceites esenciales como salvia, eucalipto, pimienta, romero y manzanilla.

Slider

Además de lo anterior, el Doctor Luis Rubio, médico especialista en terapias alternativas, nos contó en el seminario “Lo que circula en la vida”, que las venas en las piernas tienen que ver con el pasado. Si uno carga con un pasado que hace peso, la tendencia de mis venas es a dilatarlas. Por lo tanto —afirma el Dr. Rubio— “Entre más tortuoso es mi pasado, más tortuosas son mis venas. Esto hace que sea muy valioso averiguar qué tanto pasado cargan y cuál es la presión o condición emocional con respecto a ese pasado que tiene.”  Si esto resuena contigo, te recomendamos hacer ejercicios de gratitud con el pasado para liberarlo y vivir un mejor presente. Puedes hacerlo haciendo una lista de 100 cosas de tu pasado por las que puedes estar agradecido. 

Las esencias florales, que son compuestos con la vibración energética de las flores, nos permiten conectar con nuestras emociones. En este caso Wild Potato Bush, puede ser de gran ayuda pues es una esencia para personas que se sienten sobrecargadas, lentas, sin voluntad, inclusive con restricción de movimiento en su cuerpo físico. También puede ser usada para la última etapa del embarazo.

Vita biosa probiotico
WILD POTATO BUSH
Producto recomendado

Apropiada para personas que se sienten sobrecargadas, lentas, sin voluntad, inclusive con restricción de movimiento en su cuerpo físico. Puede ser de utilidad en la última etapa del embarazo. Recomendada también para los viajeros

Slider

18

Cuidados holísticos para la hipertensión C

Cuidados holísticos para la hipertensión

Slider

Aquí aprenderás:

1. ¿Por qué es importante tener una presión arterial normal?

2. ¿Se puede prevenir la hipertensión?

3. ¿Qué productos naturales sirven para la hipertensión?

Como te contamos en nuestro artículo: Hipertensión: un enemigo silencioso, la presión arterial alta es una condición que se caracteriza porque la sangre que bombea el corazón ejerce una presión muy fuerte sobre las paredes de los vasos sanguíneos (arterias y venas). 

Según el Doctor Luis Rubio, en el Webinar: “Lo que circula en la vida”, las arterias pueden entenderse como “mangueras” que se encargan de llevar la sangre del corazón al resto del cuerpo. Están hechas de una capa muy gruesa para poder soportar la presión con la que el corazón bombea la sangre sin que se rompan (aproximadamente 80 veces por minuto). Pero a pesar de que son gruesas, son muy flexibles y podrían “enrollarse fácilmente.” Cuando se sufre de hipertensión, es porque la arteria está muy tensa. Si quisiera enrollarla no podría hacerlo, debido a que la tensión la hace muy rígida, por tanto, la arteria está hipertensa.

¿Por qué es importante tener una presión arterial normal?

Una presión arterial normal te protege de enfermedades graves y problemas cardíacos, infarto, accidentes cerebrovasculares, enfermedades renales, deterioro cognitivo entre otras. 

¿Se puede prevenir la hipertensión?

Hay algunos factores que no dependen de ti que pueden predisponer a la hipertensión como la edad, la raza, los antecedentes familiares, el género y algunas enfermedades. Pero hay otros factores sobre los cuales sí puede trabajar para controlar tu presión arterial. Aquí te contamos algunos de ellos:

Mantén un peso saludable. 

La grasa contenida en la circulación sanguínea debido al sobrepeso y la obesidad: 

  • Obstruye el interior de las paredes arteriales impidiendo el flujo sanguíneo [1].
  • Disminuye el óxido nítrico que sirve para hacer menos rígidas las arterias.
  • Produce inflamación haciendo que los vasos sanguíneos sean más delgados [2]. 

En nuestro artículo: Alimentación consciente (Mindfoodness) para un peso saludable te contamos cómo cambiar algunos hábitos de alimentación para prevenir la obesidad y el sobrepeso.

Incrementa la actividad física

Las personas que permanecen sentadas de forma prolongada tienden a presentar una mayor frecuencia cardíaca y presión arterial debido a que, al no estimular los músculos ni el sistema cardiovascular con ejercicio, los vasos sanguíneos se hacen más estrechos y hay una menor producción de las sustancias que relajan las arterias [3].  Cuanto mayor es la frecuencia cardíaca, más debe trabajar el corazón con cada contracción y mayor será la fuerza que ejerce la sangre sobre las arterias. Además, estar sentado durante mucho tiempo  oprime los vasos sanguíneos debajo de los muslos e impide la circulación de la sangre. 

Aunque existe la creencia de que el ejercicio cardiovascular es el único que sirve para disminuir la presión arterial, en una revisión de más de 100 artículos publicados se encontró que ejercicios estáticos (como el levantamiento de pesas), o una combinación de ambos,  generan una reducción de la presión alta [4].  Aquí te contamos algunos ejercicios que puedes hacer para controlar tu presión arterial: 

  • Ejercicios dinámicos:  Se recomienda hacer entre 90 a 150 minutos por semana. Los ejercicios recomendados son caminar, trotar, nadar, aeróbicos, baile, montar en bicicleta o elíptica, entre otros. 
  • Ejercicios estáticos: Se recomienda hacer entre 90 – 150 minutos por semana. Algunos ejercicios son: crossfit, pesas libres, ejercicio con cables y poleas, levantamiento del propio peso. El  yoga y el pilates también podrían ayudar a disminuir la presión alta [5], [6]. 

Elimina el consumo de cigarrillos. 

Fumar  no solo aumenta de inmediato  la presión arterial, sino que las sustancias químicas que contiene el cigarrillo pueden dañar el recubrimiento de las paredes de las arterias, volverlas rígidas y propiciar la inflamación, haciendo aumentar a largo plazo la presión arterial [7].  El tabaquismo pasivo también puede aumentar el riesgo de sufrir hipertensión.

Si estás buscando dejar de fumar te recomendamos Nogal compuesto, una mezcla de esencias florales diseñada para ayudar a superar la adicción al cigarrillo. Toma inicialmente 5 gotas o 5 glóbulos cada 2 horas, espaciando progresivamente su administración según te sientas mejor. Continúa luego 3 veces al día por períodos más prolongados, reforzando las dosis según necesidad en periodos de recaída o de ansiedad.

Disminuye el consumo de sal

Entre mayor sea el consumo de sodio, mayor es la presión arterial. Lo anterior se debe a que los altos niveles de sodio incrementan la retención de agua y la resistencia ejercida de los vasos sanguíneos hacia la sangre [8]. Una reducción del sodio en la dieta no solo disminuye la presión arterial sino que también reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de máximo 5 gramos de sal por día, lo que equivale a un poco menos de una cucharadita de té [9]. Esto corresponde a toda la sal que debes consumir, incluída la de los elementos elaborados como el pan, galletas, conservas, salsas, quesos, paquetes y conservas. Para disminuir el consumo de sal te recomendamos revisar las etiquetas de los productos para saber cuánta sal estás consumiendo y reducir el consumo de elementos enlatados, carnes procesadas o embutidas que tienen un alto contenido de sodio. 

Cuida los niveles de potasio, magnesio y calcio.

El potasio ayuda a equilibrar la cantidad de sodio en las células. Si no se consume suficiente o se pierde demasiado debido a la deshidratación u otras afecciones, la presión arterial aumenta[10], [11]. Incluye en tu dieta plátano, banano, pasas, mango, naranja, pera, melón, papaya.

El magnesio regula la función de los vasos sanguíneos al estimular las moléculas que ensanchan los vasos sanguíneos y el óxido nítrico que relaja el músculo de los vasos sanguíneos e impide la coagulación de la sangre [12], [13], [14]. Además, los niveles bajos de magnesio causan un incremento en el calcio desencadenando la contracción de los vasos sanguíneos y aumentan el riesgo de hipertensión [15]. Incluye cebada, espinacas cocinadas, semillas de calabaza, harina de maíz, frijoles, almendras tostadas, arroz integral.

El calcio no solo se encarga de mantener la salud ósea, sino que también participa en la transmisión nerviosa y  la constricción y dilatación de los vasos sanguíneos [16], [17]. Incluye productos lácteos bajos en grasa, higos secos, sardinas, langostinos, almendras, garbanzos, pistachos.  

Adopta una dieta baja en grasas saturadas, trans y colesterol. 

El consumo alto de estas grasas puede alterar la flexibilidad de las arterias, propicia la formación de coágulos en la sangre y genera otras disfunciones o enfermedades arteriales que conllevan a desarrollar hipertensión [18]. Existe la llamada dieta DASH (siglas en inglés de Enfoques alimenticios para limitar la hipertensión) que es una dieta diseñada para tratar y prevenir la hipertensión [19]. Estos son algunos de los alimentos recomendados:

  • Granos como pan, cereal, arroz o pasta cocidos: 6 a 8 cucharadas diarias.
  • Huevos, carnes sin grasa, pollo y pescado: 6 o menos cucharadas diarias.
  • Ensaladas, vegetales cocidos, jugos de vegetales: 4 a 5 cucharadas diarias.
  • Frutas frescas o jugos de frutas: 4 a 5 cucharadas diarias.
  • Leche, yogur o queso con bajo contenido de grasa: 2 a 3 cucharadas diarias.
  • Aceite vegetal, aderezo para ensaladas: 2 a 3 cucharadas diarias.
  • Dulces y azúcares agregados  5 cucharadas o menos a la semana. 
  • Frutos secos, maní y fríjoles o arvejas. 5 cucharadas o menos a la semana.

Aumenta el consumo de proteínas vegetales como la soya y sus derivados [20]. También se recomienda disminuir el consumo de carnes rojas, dulces y bebidas azucaradas, grasas saturadas y colesterol (presente en frituras, comida rápida, aderezos, embutidos, mezcla de aceites vegetales, manteca de cerdo y otros alimentos ultraprocesados) [21].

Disminuye el consumo de alcohol.

Beber en exceso puede dañar el corazón y causar hipertensión. Esto ocurre porque el alcohol genera una inflamación de la capa que recubre el interior de las arterias e impide la producción de óxido nítrico que relaja los vasos sanguíneos [22]. Se recomienda tomar máximo una copa al día para las mujeres y dos al día para los hombres [23]. 

Reduce el estrés. 

Los niveles altos de estrés pueden provocar un aumento temporal de la presión arterial y hacen que el corazón lata más rápido pues el sistema nervioso se estimula y produce altas cantidades de hormonas vasoconstrictoras que estrechan los vasos sanguíneos.  En nuestro artículo ¿Cómo manejar el estrés?, te presentamos un paso a paso que te puede ayudar a disminuir los niveles de estrés.  

Para ayudarte a relajarte en las noches puedes hacerte un masaje en el cuello o cualquier parte que esté tensionada con aceite esencial de limonaria que ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y la irritabilidad. 

Flexibiliza tu pensamiento y emociones

Según el Doctor Luis Rubio, la hipertensión se relaciona con falta de flexibilidad en nuestras condiciones de vida.  Para ello, puedes preguntarte: ¿qué estímulos emocionales, mentales o adaptaciones de vida hicieron que mis arterias fueran tan rígidas? Debo buscar aquello que hace a mi presión arterial aumentar y empezar a flexibilizarme un poco.

Las esencias florales son compuestos elaborados con las vibraciones energéticas de las flores. La esencia de Agua de Roca te puede ayudar a encontrar más flexibilidad, apertura de mente y disfrutar más de lo que te rodea. Te recomendamos tomar 5 gotas 2 veces al día.

¿Qué productos naturales sirven para la hipertensión?

Algunas veces los cambios en el estilo de vida no son suficientes para controlar la hipertensión. En este caso es importante acudir a tu especialista médico quien te recetará un tratamiento adecuado. Adicionalmente también puedes incluir algunos alimentos y suplementos naturales que te ayudarán a tener la presión arterial controlada. 

Puedes escoger entre algunos de los siguientes y añadirlos poco a poco a tu dieta, según sean de tu gusto. 

Fibra y Linaza con los jugos o la leche.

La fibra ayuda a reducir el colesterol y el riesgo de enfermedad cardíaca [24]. Además, se ha demostrado que reduce significativamente la presión arterial en personas hipertensas [25]. La linaza, por su parte, contiene ácidos grasos omega-3 y fitoestrógenos que mejoran la contracción de los vasos sanguíneos, evitan la inflamación, y la acumulación de grasa en las paredes arteriales [26].

Como a veces es difícil incluir fibra en la dieta, en QUANTA hemos escogido Green Fiber una mezcla en polvo hecha a base de salvado de trigo, linaza, fibra de trigo, fibra de manzana, spirulina en polvo, cáscara de naranja, inulina y Psyllium. Para tomarla, mezcla una cucharada en un vaso de agua al clima o tibia, jugo natural, leche o yogurt. Para mejores resultados tomar en ayunas y en la noche antes de acostarse. Se recomienda consumir con abundante líquido.

Ajo y aceite de oliva al desayuno.

El ajo ha sido usado tradicionalmente para el tratamiento de la hipertensión pues impide la formación de sustancias que estrechan los vasos sanguíneos [27]. También aumenta la cantidad y actividad del óxido nítrico que ayuda a relajar las arterias y de sulfuro de hidrógeno que reduce  la tensión arterial. Por su parte el aceite de oliva tiene ácido oléico y polifenoles que tienen acción antioxidante pues protegen contra el daño celular y la inflamación [28]. 

Macerado de ajo con aceite de oliva

Luego de lavar muy bien los ajos, corta 20 dientes por la mitad. Llena un frasco de vidrio con el aceite y añade el ajo. Ciérralo bien. Luego de reservarlo por dos o tres semanas, estará listo para ser usado, Este aceite sirve para  aliñar ensaladas o para untar el pan o la arepa en las mañanas. Para mayor beneficio, puedes comer uno de estos dientes de ajo al día. 

Si te molesta el olor o sabor a ajo, en QUANTA hemos escogido Kyolic unas cápsulas de ajo con un proceso de añejamiento de 20 meses. En este proceso los componentes inestables, irritantes y olorosos del ajo fresco se convierten en estables, benéficos e inoloros, aumentando el valor nutricional del mismo.Toma dos cápsulas en la mañana y dos en la noche con las comidas

Chocolate amargo (cacao) como postre. 

Es un chocolate sin adición de leche que puedes conseguir en los supermercados. Su contenido de flavonoides (como las procianidinas) inhibe la formación de angiotensina, una sustancia que estrecha los vasos sanguíneos [29]. También mejora la sensibilidad a la insulina, la función vascular y la salud cardiovascular [30], [31]. 

Té verde como infusión.

Es rico en flavonoides y polifenoles, compuestos que protegen contra el daño celular, protegen la capa interior de los vasos sanguíneos y relaja las arterias y venas [32]. En QUANTA hemos escogido un delicioso té verde con spirulina, canela, clavo, cardamomo y jengibre. 

Suplementos de omega 3 

Según varias revisiones sistemáticas, consumir ácidos grasos poliinsaturados omega-3 provenientes de aceite de pescado puede ayudar a reducir la presión arterial en pacientes hipertensos [33]. En QUANTA hemos escogido estas cápsulas Omega 3 y Vitamina E con aceite de semillas de borraja, aceite de pescado, aceite de semilla de linaza y vitamina E. Tomar una cápsula diaria antes de una de las comidas. 

 

Suplemento de magnesio y potasio

Si encuentras que tienes bajos los niveles de magnesio y potasio, en QUANTA hemos escogido Myoessens una fórmula que además de ayudar en el control de la presión arterial, contribuye a aliviar la tensión, los dolores musculares, la fatiga crónica y es coadyuvante en el tratamiento de insuficiencia cardiaca. Se recomienda tomar una cápsula tres veces al día.

Aunque ninguno de estos productos produce efectos secundarios, es importante informarle a tu especialista médico que los has añadido en tu dieta como un complemento para mejorar tu salud arterial y tu bienestar general. 

Productos Relacionados

Vita biosa probiotico
NOGAL COMPUESTO

Mezcla diseñada para ayudar a superar la adicción al tabaco. Reúne las esencias más frecuentemente indicadas para este tipo de situaciones. Es muy útil para superar adicciones incontroladas y en procesos de cambio interno

Vita biosa probiotico
LIMONARIA ACEITE ESENCIAL

Tiene propiedades antisépticas, antibacterianas, desodorantes y estimulantes. Es antidepresivo, ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y la irritabilidad. Útil como Repelente de insectos (pulgas, piojos y garrapatas). Combina bien con aceites esenciales de romero menta, lavanda y con aromas cítricos o florales en general.

Vita biosa probiotico
AGUA DE ROCA

Útil para personas demasiado exigentes consigo mismas, perfeccionistas en exceso, que se auto reprimen o autocastigan. Se juzgan con demasiada dureza. Ésta esencia aporta flexibilidad, apertura de mente y permite disfrutar más de lo que le rodea.

Vita biosa probiotico
GREEN FIBER CAJA

Aporta fibra, mejora el transito intestinal, util en casos de estreñimiento.
Mezcla en polvo a base de salvado de trigo con Spirulina, Inulina y Psyllium, rico en fitonutrientes

Vita biosa probiotico
KYOLIC ORIGINAL FORMULA

Formúla fitoterapeutica a base de extracto de ajo añejado que actua como hipotensor, es coadyuvante en el tratamiento de hiperlipidemias y en la profilaxis de la ateroesclerosis.

Vita biosa probiotico
SPIRUTE VERDE CAJA

Tiene acción diurética, ayuda a quemar calorías, reduce grasa corporal, elimina toxinas y radicales libres. Contiene aceites esenciales y enzimas que ayudan a metabolizar mejor los alimentos porque estimulan la salivación y los jugos gástricos, facilitado la digestión

Vita biosa probiotico
OMEGA 3 + VIT E

Por sus propiedades puede ayudar a disminuir el colesterol y los triglicéridos. Reduce el riesgo de enfermedades cerebrales, coronarias o ataques al corazón.
Útil en casos de artritis pues normaliza los niveles de ácidos grasos.

Vita biosa probiotico
MYOESSENS FRASCO

Fórmula a base de Magnesio y Potasio, tienen un rol clave en la funcionalidad del producto. Su propósito es adicionarse a la dieta normal generando efectos fisiológicos y nutricionales.

previous arrow
next arrow
Slider
Bibliografía

[1]. Obesidad e hipertensión

[2]. Obesidad e inflamación: el mecanismo de vinculación y las complicaciones

[3]. Sentarse menos y moverse más | Hipertensión

[4]. https://sci-hub.se/10.1161/jaha.112.004473

[5]. https://sci-hub.se/10.1371/journal.pone.0076357

[6]. https://sci-hub.se/10.1519/JSC.0000000000003060

[7]. https://sci-hub.se/10.2174/138161210792062920

[8]. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6770596/

[9].Reducir el consumo de sal.

[10]. https://sci-hub.se/https://doi.org/10.1007/s11906-017-0733-2

[11]. Por qué su madre tenía razón: cómo la ingesta de potasio reduce la presión arterial

[12]. https://sci-hub.se/10.1016/j.abb.2006.05.005

[13].https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4366416/

[14]. Efectos agudos de un suplemento oral de óxido nítrico sobre la presión arterial, la función endotelial y la distensibilidad vascular en pacientes hipertensos – Houston – 2014 – The Journal of Clinical Hypertension – Wiley Online Library

[15]. https://sci-hub.se/10.1038/ejcn.2012.4

[16].Anomalías de la bomba de calcio en la hipertensión arterial. | Nefrología

[17]. https://sci-hub.se/10.1038/sj.jhh.1002038

[18]. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2940985/

[19]. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/dash-eating-plan

[20]. https://sci-hub.se/10.1093/aje/kws245

[21]. https://sci-hub.se/10.1056/nejm200101043440101

[22]. Hipertensión inducida por alcohol: mecanismo y prevención

[23]. https://sci-hub.se/10.1161/hy1101.093424

[24]. https://sci-hub.se/10.1001/archinte.163.16.1897

[25]. https://sci-hub.se/10.1097/01.hjh.0000160199.51158.cf

[26]. https://sci-hub.se/10.1161/hypertensionaha.113.02094

[27]. https://sci-hub.se/10.1093/ajh/hpu165

[28]. https://sci-hub.se/https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15164117/

[29]. https://sci-hub.se/10.1021/jf052263o

[30]. https://sci-hub.se/10.1016/s0145-4145(08)79408-5

[31]. https://sci-hub.se/https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16027246/

[32]. https://sci-hub.se/https://doi.org/10.1021/jf035377d

[33]. https://sci-hub.se/10.1177/2047487312437056

18

Cuidados holísticos para la hipertensión L

Cuidados holísticos para la hipertensión

Slider

Aquí aprenderás:

1. ¿Por qué es importante tener una presión arterial normal?

2. ¿Se puede prevenir la hipertensión?

3. ¿Qué productos naturales sirven para la hipertensión?

Como te contamos en nuestro artículo: Hipertensión: un enemigo silencioso, la presión arterial alta es una condición que se caracteriza porque la sangre que bombea el corazón ejerce una presión muy fuerte sobre las paredes de los vasos sanguíneos (arterias y venas). 

Según el Doctor Luis Rubio, en el Webinar: “Lo que circula en la vida”, las arterias pueden entenderse como “mangueras” que se encargan de llevar la sangre del corazón al resto del cuerpo. Están hechas de una capa muy gruesa para poder soportar la presión con la que el corazón bombea la sangre sin que se rompan (aproximadamente 80 veces por minuto). Pero a pesar de que son gruesas, son muy flexibles y podrían “enrollarse fácilmente.” Cuando se sufre de hipertensión, es porque la arteria está muy tensa. Si quisiera enrollarla no podría hacerlo, debido a que la tensión la hace muy rígida, por tanto, la arteria está hipertensa.

¿Por qué es importante tener una presión arterial normal?

Una presión arterial normal te protege de enfermedades graves y problemas cardíacos, infarto, accidentes cerebrovasculares, enfermedades renales, deterioro cognitivo entre otras. 

¿Se puede prevenir la hipertensión?

Hay algunos factores que no dependen de ti que pueden predisponer a la hipertensión como la edad, la raza, los antecedentes familiares, el género y algunas enfermedades. Pero hay otros factores sobre los cuales sí puede trabajar para controlar tu presión arterial. Aquí te contamos algunos de ellos:

Mantén un peso saludable. 

La grasa contenida en la circulación sanguínea debido al sobrepeso y la obesidad: 

  • Obstruye el interior de las paredes arteriales impidiendo el flujo sanguíneo [1].
  • Disminuye el óxido nítrico que sirve para hacer menos rígidas las arterias.
  • Produce inflamación haciendo que los vasos sanguíneos sean más delgados [2]. 

En nuestro artículo: Alimentación consciente (Mindfoodness) para un peso saludable te contamos cómo cambiar algunos hábitos de alimentación para prevenir la obesidad y el sobrepeso.

Incrementa la actividad física

Las personas que permanecen sentadas de forma prolongada tienden a presentar una mayor frecuencia cardíaca y presión arterial debido a que, al no estimular los músculos ni el sistema cardiovascular con ejercicio, los vasos sanguíneos se hacen más estrechos y hay una menor producción de las sustancias que relajan las arterias [3].  Cuanto mayor es la frecuencia cardíaca, más debe trabajar el corazón con cada contracción y mayor será la fuerza que ejerce la sangre sobre las arterias. Además, estar sentado durante mucho tiempo  oprime los vasos sanguíneos debajo de los muslos e impide la circulación de la sangre. 

Aunque existe la creencia de que el ejercicio cardiovascular es el único que sirve para disminuir la presión arterial, en una revisión de más de 100 artículos publicados se encontró que ejercicios estáticos (como el levantamiento de pesas), o una combinación de ambos,  generan una reducción de la presión alta [4].  Aquí te contamos algunos ejercicios que puedes hacer para controlar tu presión arterial: 

  • Ejercicios dinámicos:  Se recomienda hacer entre 90 a 150 minutos por semana. Los ejercicios recomendados son caminar, trotar, nadar, aeróbicos, baile, montar en bicicleta o elíptica, entre otros. 
  • Ejercicios estáticos: Se recomienda hacer entre 90 – 150 minutos por semana. Algunos ejercicios son: crossfit, pesas libres, ejercicio con cables y poleas, levantamiento del propio peso. El  yoga y el pilates también podrían ayudar a disminuir la presión alta [5], [6]. 

Elimina el consumo de cigarrillos. 

Fumar  no solo aumenta de inmediato  la presión arterial, sino que las sustancias químicas que contiene el cigarrillo pueden dañar el recubrimiento de las paredes de las arterias, volverlas rígidas y propiciar la inflamación, haciendo aumentar a largo plazo la presión arterial [7].  El tabaquismo pasivo también puede aumentar el riesgo de sufrir hipertensión.

Si estás buscando dejar de fumar te recomendamos Nogal compuesto, una mezcla de esencias florales diseñada para ayudar a superar la adicción al cigarrillo. Toma inicialmente 5 gotas o 5 glóbulos cada 2 horas, espaciando progresivamente su administración según te sientas mejor. Continúa luego 3 veces al día por períodos más prolongados, reforzando las dosis según necesidad en periodos de recaída o de ansiedad.

Vita biosa probiotico
NOGAL COMPUESTO
Producto recomendado

Mezcla diseñada para ayudar a superar la adicción al tabaco. Reúne las esencias más frecuentemente indicadas para este tipo de situaciones. Es muy útil para superar adicciones incontroladas y en procesos de cambio interno

Slider

Disminuye el consumo de sal

Entre mayor sea el consumo de sodio, mayor es la presión arterial. Lo anterior se debe a que los altos niveles de sodio incrementan la retención de agua y la resistencia ejercida de los vasos sanguíneos hacia la sangre [8]. Una reducción del sodio en la dieta no solo disminuye la presión arterial sino que también reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de máximo 5 gramos de sal por día, lo que equivale a un poco menos de una cucharadita de té [9]. Esto corresponde a toda la sal que debes consumir, incluída la de los elementos elaborados como el pan, galletas, conservas, salsas, quesos, paquetes y conservas. Para disminuir el consumo de sal te recomendamos revisar las etiquetas de los productos para saber cuánta sal estás consumiendo y reducir el consumo de elementos enlatados, carnes procesadas o embutidas que tienen un alto contenido de sodio. 

Cuida los niveles de potasio, magnesio y calcio.

El potasio ayuda a equilibrar la cantidad de sodio en las células. Si no se consume suficiente o se pierde demasiado debido a la deshidratación u otras afecciones, la presión arterial aumenta[10], [11]. Incluye en tu dieta plátano, banano, pasas, mango, naranja, pera, melón, papaya.

El magnesio regula la función de los vasos sanguíneos al estimular las moléculas que ensanchan los vasos sanguíneos y el óxido nítrico que relaja el músculo de los vasos sanguíneos e impide la coagulación de la sangre [12], [13], [14]. Además, los niveles bajos de magnesio causan un incremento en el calcio desencadenando la contracción de los vasos sanguíneos y aumentan el riesgo de hipertensión [15]. Incluye cebada, espinacas cocinadas, semillas de calabaza, harina de maíz, frijoles, almendras tostadas, arroz integral.

El calcio no solo se encarga de mantener la salud ósea, sino que también participa en la transmisión nerviosa y  la constricción y dilatación de los vasos sanguíneos [16], [17]. Incluye productos lácteos bajos en grasa, higos secos, sardinas, langostinos, almendras, garbanzos, pistachos.  

Adopta una dieta baja en grasas saturadas, trans y colesterol. 

El consumo alto de estas grasas puede alterar la flexibilidad de las arterias, propicia la formación de coágulos en la sangre y genera otras disfunciones o enfermedades arteriales que conllevan a desarrollar hipertensión [18]. Existe la llamada dieta DASH (siglas en inglés de Enfoques alimenticios para limitar la hipertensión) que es una dieta diseñada para tratar y prevenir la hipertensión [19]. Estos son algunos de los alimentos recomendados:

  • Granos como pan, cereal, arroz o pasta cocidos: 6 a 8 cucharadas diarias.
  • Huevos, carnes sin grasa, pollo y pescado: 6 o menos cucharadas diarias.
  • Ensaladas, vegetales cocidos, jugos de vegetales: 4 a 5 cucharadas diarias.
  • Frutas frescas o jugos de frutas: 4 a 5 cucharadas diarias.
  • Leche, yogur o queso con bajo contenido de grasa: 2 a 3 cucharadas diarias.
  • Aceite vegetal, aderezo para ensaladas: 2 a 3 cucharadas diarias.
  • Dulces y azúcares agregados  5 cucharadas o menos a la semana. 
  • Frutos secos, maní y fríjoles o arvejas. 5 cucharadas o menos a la semana.

Aumenta el consumo de proteínas vegetales como la soya y sus derivados [20]. También se recomienda disminuir el consumo de carnes rojas, dulces y bebidas azucaradas, grasas saturadas y colesterol (presente en frituras, comida rápida, aderezos, embutidos, mezcla de aceites vegetales, manteca de cerdo y otros alimentos ultraprocesados) [21].

Disminuye el consumo de alcohol.

Beber en exceso puede dañar el corazón y causar hipertensión. Esto ocurre porque el alcohol genera una inflamación de la capa que recubre el interior de las arterias e impide la producción de óxido nítrico que relaja los vasos sanguíneos [22]. Se recomienda tomar máximo una copa al día para las mujeres y dos al día para los hombres [23]. 

Reduce el estrés. 

Los niveles altos de estrés pueden provocar un aumento temporal de la presión arterial y hacen que el corazón lata más rápido pues el sistema nervioso se estimula y produce altas cantidades de hormonas vasoconstrictoras que estrechan los vasos sanguíneos.  En nuestro artículo ¿Cómo manejar el estrés?, te presentamos un paso a paso que te puede ayudar a disminuir los niveles de estrés.  

Para ayudarte a relajarte en las noches puedes hacerte un masaje en el cuello o cualquier parte que esté tensionada con aceite esencial de limonaria que ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y la irritabilidad. 

Vita biosa probiotico
LIMONARIA ACEITE ESENCIAL
Producto recomendado

Tiene propiedades antisépticas, antibacterianas, desodorantes y estimulantes. Es antidepresivo, ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y la irritabilidad. Útil como Repelente de insectos (pulgas, piojos y garrapatas). Combina bien con aceites esenciales de romero menta, lavanda y con aromas cítricos o florales en general.

Slider

Flexibiliza tu pensamiento y emociones

Según el Doctor Luis Rubio, la hipertensión se relaciona con falta de flexibilidad en nuestras condiciones de vida.  Para ello, puedes preguntarte: ¿qué estímulos emocionales, mentales o adaptaciones de vida hicieron que mis arterias fueran tan rígidas? Debo buscar aquello que hace a mi presión arterial aumentar y empezar a flexibilizarme un poco.

Las esencias florales son compuestos elaborados con las vibraciones energéticas de las flores. La esencia de Agua de Roca te puede ayudar a encontrar más flexibilidad, apertura de mente y disfrutar más de lo que te rodea. Te recomendamos tomar 5 gotas 2 veces al día.

Vita biosa probiotico
AGUA DE ROCA
Producto recomendado

Útil para personas demasiado exigentes consigo mismas, perfeccionistas en exceso, que se auto reprimen o autocastigan. Se juzgan con demasiada dureza. Ésta esencia aporta flexibilidad, apertura de mente y permite disfrutar más de lo que le rodea.

Slider

¿Qué productos naturales sirven para la hipertensión?

Algunas veces los cambios en el estilo de vida no son suficientes para controlar la hipertensión. En este caso es importante acudir a tu especialista médico quien te recetará un tratamiento adecuado. Adicionalmente también puedes incluir algunos alimentos y suplementos naturales que te ayudarán a tener la presión arterial controlada. 

Puedes escoger entre algunos de los siguientes y añadirlos poco a poco a tu dieta, según sean de tu gusto. 

Fibra y Linaza con los jugos o la leche.

La fibra ayuda a reducir el colesterol y el riesgo de enfermedad cardíaca [24]. Además, se ha demostrado que reduce significativamente la presión arterial en personas hipertensas [25]. La linaza, por su parte, contiene ácidos grasos omega-3 y fitoestrógenos que mejoran la contracción de los vasos sanguíneos, evitan la inflamación, y la acumulación de grasa en las paredes arteriales [26].

Como a veces es difícil incluir fibra en la dieta, en QUANTA hemos escogido Green Fiber una mezcla en polvo hecha a base de salvado de trigo, linaza, fibra de trigo, fibra de manzana, spirulina en polvo, cáscara de naranja, inulina y Psyllium. Para tomarla, mezcla una cucharada en un vaso de agua al clima o tibia, jugo natural, leche o yogurt. Para mejores resultados tomar en ayunas y en la noche antes de acostarse. Se recomienda consumir con abundante líquido.

Vita biosa probiotico
GREEN FIBER CAJA
Producto recomendado

Aporta fibra, mejora el transito intestinal, util en casos de estreñimiento.
Mezcla en polvo a base de salvado de trigo con Spirulina, Inulina y Psyllium, rico en fitonutrientes

Slider

Ajo y aceite de oliva al desayuno.

El ajo ha sido usado tradicionalmente para el tratamiento de la hipertensión pues impide la formación de sustancias que estrechan los vasos sanguíneos [27]. También aumenta la cantidad y actividad del óxido nítrico que ayuda a relajar las arterias y de sulfuro de hidrógeno que reduce  la tensión arterial. Por su parte el aceite de oliva tiene ácido oléico y polifenoles que tienen acción antioxidante pues protegen contra el daño celular y la inflamación [28]. 

Macerado de ajo con aceite de oliva

Luego de lavar muy bien los ajos, corta 20 dientes por la mitad. Llena un frasco de vidrio con el aceite y añade el ajo. Ciérralo bien. Luego de reservarlo por dos o tres semanas, estará listo para ser usado, Este aceite sirve para  aliñar ensaladas o para untar el pan o la arepa en las mañanas. Para mayor beneficio, puedes comer uno de estos dientes de ajo al día. 

Si te molesta el olor o sabor a ajo, en QUANTA hemos escogido Kyolic unas cápsulas de ajo con un proceso de añejamiento de 20 meses. En este proceso los componentes inestables, irritantes y olorosos del ajo fresco se convierten en estables, benéficos e inoloros, aumentando el valor nutricional del mismo.Toma dos cápsulas en la mañana y dos en la noche con las comidas

Vita biosa probiotico
KYOLIC ORIGINAL FORMULA
Producto recomendado

Formúla fitoterapeutica a base de extracto de ajo añejado que actua como hipotensor, es coadyuvante en el tratamiento de hiperlipidemias y en la profilaxis de la ateroesclerosis.

Slider

Chocolate amargo (cacao) como postre. 

Es un chocolate sin adición de leche que puedes conseguir en los supermercados. Su contenido de flavonoides (como las procianidinas) inhibe la formación de angiotensina, una sustancia que estrecha los vasos sanguíneos [29]. También mejora la sensibilidad a la insulina, la función vascular y la salud cardiovascular [30], [31]. 

Té verde como infusión.

Es rico en flavonoides y polifenoles, compuestos que protegen contra el daño celular, protegen la capa interior de los vasos sanguíneos y relaja las arterias y venas [32]. En QUANTA hemos escogido un delicioso té verde con spirulina, canela, clavo, cardamomo y jengibre. 

Vita biosa probiotico
SPIRUTE VERDE CAJA
Producto recomendado

Tiene acción diurética, ayuda a quemar calorías, reduce grasa corporal, elimina toxinas y radicales libres. Contiene aceites esenciales y enzimas que ayudan a metabolizar mejor los alimentos porque estimulan la salivación y los jugos gástricos, facilitado la digestión

Slider

Suplementos de omega 3 

Según varias revisiones sistemáticas, consumir ácidos grasos poliinsaturados omega-3 provenientes de aceite de pescado puede ayudar a reducir la presión arterial en pacientes hipertensos [33]. En QUANTA hemos escogido estas cápsulas Omega 3 y Vitamina E con aceite de semillas de borraja, aceite de pescado, aceite de semilla de linaza y vitamina E. Tomar una cápsula diaria antes de una de las comidas. 

Vita biosa probiotico
OMEGA 3 + VIT E
Producto recomendado

Por sus propiedades puede ayudar a disminuir el colesterol y los triglicéridos. Reduce el riesgo de enfermedades cerebrales, coronarias o ataques al corazón.
Útil en casos de artritis pues normaliza los niveles de ácidos grasos.

Slider

 

Suplemento de magnesio y potasio

Si encuentras que tienes bajos los niveles de magnesio y potasio, en QUANTA hemos escogido Myoessens una fórmula que además de ayudar en el control de la presión arterial, contribuye a aliviar la tensión, los dolores musculares, la fatiga crónica y es coadyuvante en el tratamiento de insuficiencia cardiaca. Se recomienda tomar una cápsula tres veces al día.

Vita biosa probiotico
MYOESSENS FRASCO
Producto recomendado

Fórmula a base de Magnesio y Potasio, tienen un rol clave en la funcionalidad del producto. Su propósito es adicionarse a la dieta normal generando efectos fisiológicos y nutricionales.

Slider

Aunque ninguno de estos productos produce efectos secundarios, es importante informarle a tu especialista médico que los has añadido en tu dieta como un complemento para mejorar tu salud arterial y tu bienestar general. 

Bibliografía

[1]. Obesidad e hipertensión

[2]. Obesidad e inflamación: el mecanismo de vinculación y las complicaciones

[3]. Sentarse menos y moverse más | Hipertensión

[4]. https://sci-hub.se/10.1161/jaha.112.004473

[5]. https://sci-hub.se/10.1371/journal.pone.0076357

[6]. https://sci-hub.se/10.1519/JSC.0000000000003060

[7]. https://sci-hub.se/10.2174/138161210792062920

[8]. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6770596/

[9].Reducir el consumo de sal.

[10]. https://sci-hub.se/https://doi.org/10.1007/s11906-017-0733-2

[11]. Por qué su madre tenía razón: cómo la ingesta de potasio reduce la presión arterial

[12]. https://sci-hub.se/10.1016/j.abb.2006.05.005

[13].https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4366416/

[14]. Efectos agudos de un suplemento oral de óxido nítrico sobre la presión arterial, la función endotelial y la distensibilidad vascular en pacientes hipertensos – Houston – 2014 – The Journal of Clinical Hypertension – Wiley Online Library

[15]. https://sci-hub.se/10.1038/ejcn.2012.4

[16].Anomalías de la bomba de calcio en la hipertensión arterial. | Nefrología

[17]. https://sci-hub.se/10.1038/sj.jhh.1002038

[18]. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2940985/

[19]. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/dash-eating-plan

[20]. https://sci-hub.se/10.1093/aje/kws245

[21]. https://sci-hub.se/10.1056/nejm200101043440101

[22]. Hipertensión inducida por alcohol: mecanismo y prevención

[23]. https://sci-hub.se/10.1161/hy1101.093424

[24]. https://sci-hub.se/10.1001/archinte.163.16.1897

[25]. https://sci-hub.se/10.1097/01.hjh.0000160199.51158.cf

[26]. https://sci-hub.se/10.1161/hypertensionaha.113.02094

[27]. https://sci-hub.se/10.1093/ajh/hpu165

[28]. https://sci-hub.se/https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15164117/

[29]. https://sci-hub.se/10.1021/jf052263o

[30]. https://sci-hub.se/10.1016/s0145-4145(08)79408-5

[31]. https://sci-hub.se/https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16027246/

[32]. https://sci-hub.se/https://doi.org/10.1021/jf035377d

[33]. https://sci-hub.se/10.1177/2047487312437056

18

Los mensajes de un colon irritable C

Los mensajes de un colon irritable

Slider

Tiempo de lectura:  6 min

¿Te ha pasado que en esos días de trabajo a tope, de repente sientes como si te pegaran una cuchillada en el estómago? ¿Te sientas a comer y apenas terminas el estómago comienza a hincharse como un globo como si estuvieras lleno(a) de gases? ¿Sufres de diarreas o estreñimiento frecuentemente?

Puede ser que estés sufriendo de colon irritable, un trastorno que tiene un enorme impacto en la calidad de vida de casi el 10% de la población de América Latina, principalmente en las mujeres entre los 30 y 40 años [1]. Sí, ya sé que mal de muchos (o de muchas en este caso), consuelo de tontos. Pero si eres una de esas personas que lo ha padecido repetitivamente durante tu vida, es importante que sepas tres cosas: 

Lo primero es que no estás solo(a). Lo segundo es que entender un poco sobre tu enfermedad te puede ayudar a reducir los síntomas. Lo tercero: que con un tratamiento holístico puedes incluso reducir los dolores hasta un mínimo. 

Aquí te cuento mi experiencia:

La primera vez que sentí la cuchillada en el estómago fue una semana en la que había intentado por todos los medios salvar un pueblo de su destrucción. En ese entonces trabajaba para Naciones Unidas, en un país en pleno conflicto civil. Cuando logramos llegar, el pueblo estaba en llamas. Al verlo, sentí la cuchillada en el estómago que me dejó casi sin respiración. Al regresar a casa me dolía terriblemente la barriga, que estaba inflada como si me hubiera comido un globo.  Pensé que el culpable había sido un café que me habían ofrecido en una comunidad en otro de mis viajes.  Pero el dolor se mantuvo durante tres o cuatro días. Luego empezó una diarrea que duró varios días. 


Como estaba viviendo en un lugar con condiciones de salud muy precarias, me mandaron a hacer varios exámenes. El resultado mostraba la presencia de varios parásitos y bacterias, las cuales el médico trató con antibióticos y un antiparasitario. Mucho después supe que el 10% de las  personas con este tipo de infecciones gastrointestinales, posteriormente desarrollaron síndrome de colon irritable [2]. 

Los antiparasitarios sirvieron por  un tiempo, pero luego volvió el dolor frente al cual me volvieron a recetar los mismos medicamentos.  Ahora sé que este tipo de medicinas también eliminan las bacterias beneficiosas para el intestino. Los cambios en la flora intestinal pueden resultar en la proliferación de especies que producen más gas y aumentan los síntomas  de colon irritable [3]. 

Los cólicos, la diarrea y la hinchazón del estómago se volvieron comunes todas las semanas.  Y así apareció el primer mensaje de mi cuerpo:  

¡Observa lo que comes!

Al parecer había algo que mi cuerpo no estaba digiriendo bien. Empecé a identificar las comidas que me hacían más daño. Lo primero fue dejar la comida picante. Luego, paulatinamente y observando mucho mi alimentación, dejé también las comidas fritas, las gaseosas, el pan, la leche, el queso, los fríjoles y los garbanzos.

Al parecer una de causas del colon irritable puede estar relacionada con una deficiencia de enzimas como la lactasa, maltasa y sacarasa que son las encargadas de descomponer la lactosa (de los productos lácteos), el azúcar y el almidón (presente en el pan, dulces, barras de cereales, barritas energéticas, panecillos, pasteles, cereales procesados, arroz, pasta, papas, arvejas, maíz,  calabaza, calabacín, otros dulces) [4].

Aunque retiré varios de estos alimentos, el dolor no pasaba.  Llegué hasta el punto de que lo único que pude comer era pescado, papaya, agua de menta y carbón.

Sí, descubrí que el carbón activado era un excelente remedio para los gases. Este además se puede conseguir en cualquier droguería y es muy barato. Pero no se siente tan bien eso de no poder comer nada y necesitar siempre un carbón en la boca. 

Entonces llegó el segundo mensaje de esta enfermedad:

 ¡Observa cómo te sientes!

La presión era tanta, la angustia tan fuerte y el estrés tan permanente que para poder aguantar el ritmo de trabajo me tomaba varias tazas de café, fumaba casi una caja de cigarrillos y bebía bastante licor durante la noche. Estaba en medio de una situación excepcional, una guerra,  —me decía— para no darme cuenta del daño que yo misma me estaba haciendo.

Nunca había escuchado hablar del eje cerebro-intestino. Este es un sistema bidireccional en el cual lo que pensamos, sentimos y hacemos liberan neurotransmisores que afectan el funcionamiento del sistema nervioso central gastrointestinal [5]. Así, las enfermedades gastrointestinales se agravan por la condición emocional (estrés, miedo, angustia) de la persona. Esto se debe a que cuando el cuerpo está bajo estrés, toda la energía va al cerebro, a los músculos y tejidos necesarios para responder a los estímulos, dejando al sistema digestivo en un segundo plano. El estómago no segrega las enzimas y jugos gástricos necesarios, el intestino queda paralizado, las bacterias del colon proliferan con alcoholes de fermentación pidiendo más azúcar, entre otras alteraciones.

Por otra parte cuando el sistema digestivo presenta problemas (como el colon irritable), los nervios en las paredes inflamadas se hipersensibilizan amplificando los estímulos que provocan malestar y dolor [6]. Estas señales las recibe el cerebro y las modifica generando emociones negativas como la ansiedad, angustia, desánimo, mal humor o depresión. 

A la vez que aumentaba el dolor y  tuve que dejar de comer casi todo,  me empecé a sentir cada vez más mal emocionalmente. Como no sabía a quién acudir, no le conté a nadie lo que me estaba sucediendo. Me dediqué aún más a mi trabajo, el cual también empezó a afectarse por los dolores que sentía. Me ausentaba varios días a la semana, y los que sí iba, los trabajaba con desánimo y poca eficiencia. Ahora sé que según algunos estudios, los síntomas gastrointestinales surgen primero y después surgen trastornos de estado de ánimo [7]. Por ejemplo, en un estudio  sobre síndrome de colon irritable y trastornos psiquiátricos, mostró que el 40% de los pacientes con un trastorno de ánimo y el 23% de los pacientes con ansiedad, sufrieron antes síndrome de colon irritable [8].

Fué en ese momento en que decidí ir a un especialista.  Pedí una cita con un afamado gastroenterólogo quien me hizo varias pruebas, entre ellas una colonoscopia, y me dió el diagnóstico de que lo que sufría era “síndrome de intestino irritable”, que es el nombre científico con el que se conoce esta enfermedad. Cuál no sería mi sorpresa cuando me recetó un tratamiento con antidepresivos. Desafortunadamente después de la primera toma, tuve la diarrea más fuerte que he tenido en mi vida, junto con además unas horribles ganas de vomitar. 

Aquí fué donde escuché el tercer y más importante llamado de atención de mi cuerpo:

¡Observa lo que haces!

Empecé a ir a terapia regularmente. Afortunadamente encontré una terapeuta con una perspectiva holística que, en vez de darme medicamentos psiquiátricos, me recetó inicialmente una combinación de esencias florales y remedios homeopáticos que poco a poco me fué ayudando.

También me concentré en encontrar no solo aquellos alimentos que me hicieran mal, sino en incluir aquellos que me hicieran bien. Estos fueron algunos de los alimentos que se volvieron parte de mi dieta: 

  • Cúrcuma en polvo: contiene antioxidantes que ayudan a eliminar toxinas y radicales libres. También protege contra la inflamación, ayuda a proteger la microbiota intestinal y es antidepresivo. Hago varias preparaciones de pollo y pescados con cúrcuma.  Si quieres conocer más sobre las propiedades de la cúrcuma  puedes leer nuestro artículo: Cúrcuma: La especia dorada
  • Tomar  agua. Se recomienda beber de 1.5 a 3 litros de agua al día. 
  • Menta: Cuando me empieza el dolor, me tomo una infusión de menta que calma los músculos del colon. 
  • Caléndula: Luego de cada comida me tomo 30 gotas de caléndula diluidas en agua para ayudar a la digestión. Si quieres conocer un poco más sobre los beneficios de esta planta, da click en nuestro artículo: Caléndula: no solo para la piel
  • Añadir alimentos ricos en fibra soluble como frutas (arándanos, bananos, naranjas, uvas) [9]. Cuando me siento con un poco de dolor me tomo un suplemento fibra dietética como Fiber Kieel que es un preparado de fruto de mangostinos, polvo de gel de sábila, konkac, vitamina C y prebióticos. Me tomo 10 mililitros antes de cada comida y antes de acostarme. 
  • Probióticos y prebióticos: los probióticos mejoran la barrera intestinal, impiden la unión de bacterias patógenas y suavizan la respuesta inflamatoria intestinal [10]. Además, reducen la hipersensibilidad de las vísceras asociada con la inflamación y con el estrés psicológico. Cada seis meses me tomo unas 5 gotas de Biogaia por una semana. Un estudio encontró que tomar probióticos reduce el dolor abdominal, distensión abdominal y otros síntomas del colon irritable [11].
  • De vez en cuando mezclo dos cucharadas de Jugo de Aloe Vera con los jugos. El Aloe Vera ayuda a calmar y recuperar el intestino. 

Por último, decidí hacer un cambio radical en mi vida. Renuncié al trabajo que tenía y me retiré por seis meses en una isla donde aprendí varias técnicas de meditación, respiración y yoga. Estudiando un poco de medicina Ayurveda descubrí que el lugar donde me dolía correspondía al tercer chakra, que está relacionado no solo con la digestión sino también con el estrés y las emociones. Este chakra, que se localiza encima del ombligo y debajo del esternón, está gobernado por el elemento ‘fuego’ y recibe su energía directamente del sol. Hacer posiciones de Yoga como el “perro mirando hacia abajo” o “gato vaca” mejora los síntomas del colon irritable.

Allí también descubrí que el ejercicio era lo que me faltaba para poder seguir en mi proceso de sanación. Algunos estudios han demostrado que la actividad física leve disminuye los síntomas del síndrome de colon irritable y mejora la excreción de los gases intestinales, reduce la hinchazón y alivia el estreñimiento [12].  Lo que a mi personalmente me ayudó a terminar mi proceso de sanación fué encontrarme con una práctica de meditación llamada los 5 Ritmos de Gabrielle Roth (www.5rhythms.com). Esta práctica de danza libre hace poner el cuerpo en movimiento para poder aquietar la mente. Me sanó por dentro y por fuera. Dejé de fumar y de tomar. Aprendí a escuchar atentamente a mi cuerpo. Me di cuenta que cada vez que bailaba, los síntomas disminuían. Luego de un tiempo me di cuenta que quería ser maestra de esta práctica y me formé como tal. 
Esto fué hace más de diez años. Ahora mi vida es muy distinta. Escribo, leo, medito y bailo. He vuelto a comer todo lo que me gusta y casi nunca me duele el estómago. Aún así, hay semanas en que el estrés de la vida me vuelve a ganar. Entonces reviso mi dieta  por si he comido algo que me hubiera hecho daño, me tomo una esencia floral como Lavanda Compuesto  que me ayuda a tranquilizarme y me dedico varias horas a bailar.

Productos Relacionados

Vita biosa probiotico
CALENDULA GOTAS

Es una excelente opción para el manejo de los problemas inflamatorios del estómago o como complemento en el tratamiento de los mismos.

Vita biosa probiotico
FIBER KIEEL

Fibra líquida que permite combatir problemas gastrointestinales irritativos, inflamatorios, fermentativos o infecciosos. También útil en casos de estreñimiento, agrieras, acidez y/o pesadez estomacal, ardor, intolerancia a la lactosa

Vita biosa probiotico
BIOGAIA FRASCO

Gotas probióticas.
Ayuda a normalizar las funciones digestivas, regenerar la flora intestinal y favorecer las defensas naturales.

Vita biosa probiotico
ALOE VERA JUGO

Ayuda en casos de diabetes, gastritis, acidez y colon irritable, estreñimiento, úlceras y hemorroides. Su condición gelatinosa y suave posee propiedades que recuperan y reconstituyen la mucosa gástrica.

Vita biosa probiotico
LAVANDA COMPUESTO

Mezcla diseñada para ayudar a quienes presentan cuadros de angustia y ansiedad. Recomendado para las personas preocupadas obsesivamente, presas de una sensación de miedo sin definir, que experimentan dificultad para ser felices, relajarse y disfrutar.

previous arrow
next arrow
Slider
18

Los mensajes de un colon irritable L

Los mensajes de un colon irritable

Slider

Tiempo de lectura:  6 min

¿Te ha pasado que en esos días de trabajo a tope, de repente sientes como si te pegaran una cuchillada en el estómago? ¿Te sientas a comer y apenas terminas el estómago comienza a hincharse como un globo como si estuvieras lleno(a) de gases? ¿Sufres de diarreas o estreñimiento frecuentemente?

Puede ser que estés sufriendo de colon irritable, un trastorno que tiene un enorme impacto en la calidad de vida de casi el 10% de la población de América Latina, principalmente en las mujeres entre los 30 y 40 años [1]. Sí, ya sé que mal de muchos (o de muchas en este caso), consuelo de tontos. Pero si eres una de esas personas que lo ha padecido repetitivamente durante tu vida, es importante que sepas tres cosas: 

Lo primero es que no estás solo(a). Lo segundo es que entender un poco sobre tu enfermedad te puede ayudar a reducir los síntomas. Lo tercero: que con un tratamiento holístico puedes incluso reducir los dolores hasta un mínimo. 

Aquí te cuento mi experiencia:

La primera vez que sentí la cuchillada en el estómago fue una semana en la que había intentado por todos los medios salvar un pueblo de su destrucción. En ese entonces trabajaba para Naciones Unidas, en un país en pleno conflicto civil. Cuando logramos llegar, el pueblo estaba en llamas. Al verlo, sentí la cuchillada en el estómago que me dejó casi sin respiración. Al regresar a casa me dolía terriblemente la barriga, que estaba inflada como si me hubiera comido un globo.  Pensé que el culpable había sido un café que me habían ofrecido en una comunidad en otro de mis viajes.  Pero el dolor se mantuvo durante tres o cuatro días. Luego empezó una diarrea que duró varios días. 


Como estaba viviendo en un lugar con condiciones de salud muy precarias, me mandaron a hacer varios exámenes. El resultado mostraba la presencia de varios parásitos y bacterias, las cuales el médico trató con antibióticos y un antiparasitario. Mucho después supe que el 10% de las  personas con este tipo de infecciones gastrointestinales, posteriormente desarrollaron síndrome de colon irritable [2]. 

Los antiparasitarios sirvieron por  un tiempo, pero luego volvió el dolor frente al cual me volvieron a recetar los mismos medicamentos.  Ahora sé que este tipo de medicinas también eliminan las bacterias beneficiosas para el intestino. Los cambios en la flora intestinal pueden resultar en la proliferación de especies que producen más gas y aumentan los síntomas  de colon irritable [3]. 

Los cólicos, la diarrea y la hinchazón del estómago se volvieron comunes todas las semanas.  Y así apareció el primer mensaje de mi cuerpo:  

¡Observa lo que comes!

Al parecer había algo que mi cuerpo no estaba digiriendo bien. Empecé a identificar las comidas que me hacían más daño. Lo primero fue dejar la comida picante. Luego, paulatinamente y observando mucho mi alimentación, dejé también las comidas fritas, las gaseosas, el pan, la leche, el queso, los fríjoles y los garbanzos.

Al parecer una de causas del colon irritable puede estar relacionada con una deficiencia de enzimas como la lactasa, maltasa y sacarasa que son las encargadas de descomponer la lactosa (de los productos lácteos), el azúcar y el almidón (presente en el pan, dulces, barras de cereales, barritas energéticas, panecillos, pasteles, cereales procesados, arroz, pasta, papas, arvejas, maíz,  calabaza, calabacín, otros dulces) [4].

Aunque retiré varios de estos alimentos, el dolor no pasaba.  Llegué hasta el punto de que lo único que pude comer era pescado, papaya, agua de menta y carbón.

Sí, descubrí que el carbón activado era un excelente remedio para los gases. Este además se puede conseguir en cualquier droguería y es muy barato. Pero no se siente tan bien eso de no poder comer nada y necesitar siempre un carbón en la boca. 

Entonces llegó el segundo mensaje de esta enfermedad:

 ¡Observa cómo te sientes!

La presión era tanta, la angustia tan fuerte y el estrés tan permanente que para poder aguantar el ritmo de trabajo me tomaba varias tazas de café, fumaba casi una caja de cigarrillos y bebía bastante licor durante la noche. Estaba en medio de una situación excepcional, una guerra,  —me decía— para no darme cuenta del daño que yo misma me estaba haciendo.

Nunca había escuchado hablar del eje cerebro-intestino. Este es un sistema bidireccional en el cual lo que pensamos, sentimos y hacemos liberan neurotransmisores que afectan el funcionamiento del sistema nervioso central gastrointestinal [5]. Así, las enfermedades gastrointestinales se agravan por la condición emocional (estrés, miedo, angustia) de la persona. Esto se debe a que cuando el cuerpo está bajo estrés, toda la energía va al cerebro, a los músculos y tejidos necesarios para responder a los estímulos, dejando al sistema digestivo en un segundo plano. El estómago no segrega las enzimas y jugos gástricos necesarios, el intestino queda paralizado, las bacterias del colon proliferan con alcoholes de fermentación pidiendo más azúcar, entre otras alteraciones.

Por otra parte cuando el sistema digestivo presenta problemas (como el colon irritable), los nervios en las paredes inflamadas se hipersensibilizan amplificando los estímulos que provocan malestar y dolor [6]. Estas señales las recibe el cerebro y las modifica generando emociones negativas como la ansiedad, angustia, desánimo, mal humor o depresión. 

A la vez que aumentaba el dolor y  tuve que dejar de comer casi todo,  me empecé a sentir cada vez más mal emocionalmente. Como no sabía a quién acudir, no le conté a nadie lo que me estaba sucediendo. Me dediqué aún más a mi trabajo, el cual también empezó a afectarse por los dolores que sentía. Me ausentaba varios días a la semana, y los que sí iba, los trabajaba con desánimo y poca eficiencia. Ahora sé que según algunos estudios, los síntomas gastrointestinales surgen primero y después surgen trastornos de estado de ánimo [7]. Por ejemplo, en un estudio  sobre síndrome de colon irritable y trastornos psiquiátricos, mostró que el 40% de los pacientes con un trastorno de ánimo y el 23% de los pacientes con ansiedad, sufrieron antes síndrome de colon irritable [8].

Fué en ese momento en que decidí ir a un especialista.  Pedí una cita con un afamado gastroenterólogo quien me hizo varias pruebas, entre ellas una colonoscopia, y me dió el diagnóstico de que lo que sufría era “síndrome de intestino irritable”, que es el nombre científico con el que se conoce esta enfermedad. Cuál no sería mi sorpresa cuando me recetó un tratamiento con antidepresivos. Desafortunadamente después de la primera toma, tuve la diarrea más fuerte que he tenido en mi vida, junto con además unas horribles ganas de vomitar. 

Aquí fué donde escuché el tercer y más importante llamado de atención de mi cuerpo:

¡Observa lo que haces!

Empecé a ir a terapia regularmente. Afortunadamente encontré una terapeuta con una perspectiva holística que, en vez de darme medicamentos psiquiátricos, me recetó inicialmente una combinación de esencias florales y remedios homeopáticos que poco a poco me fué ayudando.

También me concentré en encontrar no solo aquellos alimentos que me hicieran mal, sino en incluir aquellos que me hicieran bien. Estos fueron algunos de los alimentos que se volvieron parte de mi dieta: 

  • Cúrcuma en polvo: contiene antioxidantes que ayudan a eliminar toxinas y radicales libres. También protege contra la inflamación, ayuda a proteger la microbiota intestinal y es antidepresivo. Hago varias preparaciones de pollo y pescados con cúrcuma.  Si quieres conocer más sobre las propiedades de la cúrcuma  puedes leer nuestro artículo: Cúrcuma: La especia dorada
  • Tomar  agua. Se recomienda beber de 1.5 a 3 litros de agua al día. 
  • Menta: Cuando me empieza el dolor, me tomo una infusión de menta que calma los músculos del colon. 
  • Caléndula: Luego de cada comida me tomo 30 gotas de caléndula diluidas en agua para ayudar a la digestión. Si quieres conocer un poco más sobre los beneficios de esta planta, da click en nuestro artículo: Caléndula: no solo para la piel
Vita biosa probiotico
CALENDULA GOTAS
Producto recomendado

Es una excelente opción para el manejo de los problemas inflamatorios del estómago o como complemento en el tratamiento de los mismos.

Slider
  • Añadir alimentos ricos en fibra soluble como frutas (arándanos, bananos, naranjas, uvas) [9]. Cuando me siento con un poco de dolor me tomo un suplemento fibra dietética como Fiber Kieel que es un preparado de fruto de mangostinos, polvo de gel de sábila, konkac, vitamina C y prebióticos. Me tomo 10 mililitros antes de cada comida y antes de acostarme. 
Vita biosa probiotico
FIBER KIEEL
Producto recomendado

Fibra líquida que permite combatir problemas gastrointestinales irritativos, inflamatorios, fermentativos o infecciosos. También útil en casos de estreñimiento, agrieras, acidez y/o pesadez estomacal, ardor, intolerancia a la lactosa

Slider
  • Probióticos y prebióticos: los probióticos mejoran la barrera intestinal, impiden la unión de bacterias patógenas y suavizan la respuesta inflamatoria intestinal [10]. Además, reducen la hipersensibilidad de las vísceras asociada con la inflamación y con el estrés psicológico. Cada seis meses me tomo unas 5 gotas de Biogaia por una semana. Un estudio encontró que tomar probióticos reduce el dolor abdominal, distensión abdominal y otros síntomas del colon irritable [11].
Vita biosa probiotico
BIOGAIA FRASCO
Producto recomendado

Gotas probióticas.
Ayuda a normalizar las funciones digestivas, regenerar la flora intestinal y favorecer las defensas naturales.

Slider
  • De vez en cuando mezclo dos cucharadas de Jugo de Aloe Vera con los jugos. El Aloe Vera ayuda a calmar y recuperar el intestino. 
Vita biosa probiotico
ALOE VERA JUGO
Producto recomendado

Ayuda en casos de diabetes, gastritis, acidez y colon irritable, estreñimiento, úlceras y hemorroides. Su condición gelatinosa y suave posee propiedades que recuperan y reconstituyen la mucosa gástrica.

Slider

Por último, decidí hacer un cambio radical en mi vida. Renuncié al trabajo que tenía y me retiré por seis meses en una isla donde aprendí varias técnicas de meditación, respiración y yoga. Estudiando un poco de medicina Ayurveda descubrí que el lugar donde me dolía correspondía al tercer chakra, que está relacionado no solo con la digestión sino también con el estrés y las emociones. Este chakra, que se localiza encima del ombligo y debajo del esternón, está gobernado por el elemento ‘fuego’ y recibe su energía directamente del sol. Hacer posiciones de Yoga como el “perro mirando hacia abajo” o “gato vaca” mejora los síntomas del colon irritable.

Allí también descubrí que el ejercicio era lo que me faltaba para poder seguir en mi proceso de sanación. Algunos estudios han demostrado que la actividad física leve disminuye los síntomas del síndrome de colon irritable y mejora la excreción de los gases intestinales, reduce la hinchazón y alivia el estreñimiento [12].  Lo que a mi personalmente me ayudó a terminar mi proceso de sanación fué encontrarme con una práctica de meditación llamada los 5 Ritmos de Gabrielle Roth (www.5rhythms.com). Esta práctica de danza libre hace poner el cuerpo en movimiento para poder aquietar la mente. Me sanó por dentro y por fuera. Dejé de fumar y de tomar. Aprendí a escuchar atentamente a mi cuerpo. Me di cuenta que cada vez que bailaba, los síntomas disminuían. Luego de un tiempo me di cuenta que quería ser maestra de esta práctica y me formé como tal. 
Esto fué hace más de diez años. Ahora mi vida es muy distinta. Escribo, leo, medito y bailo. He vuelto a comer todo lo que me gusta y casi nunca me duele el estómago. Aún así, hay semanas en que el estrés de la vida me vuelve a ganar. Entonces reviso mi dieta  por si he comido algo que me hubiera hecho daño, me tomo una esencia floral como Lavanda Compuesto  que me ayuda a tranquilizarme y me dedico varias horas a bailar.

Vita biosa probiotico
LAVANDA COMPUESTO
Producto recomendado

Mezcla diseñada para ayudar a quienes presentan cuadros de angustia y ansiedad. Recomendado para las personas preocupadas obsesivamente, presas de una sensación de miedo sin definir

Slider

18
Newsletter Signup

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín mensual y nunca te pierdas lo último de nuestro contenido