Remedios naturales para la hipertensión

Slider

La hipertensión es una de las enfermedades más extendidas actualmente. Solo en Colombia 4 de cada 10 adultos la padecen, aunque muchos incluso ignoran tenerla.  Por esto se llama una “enfermedad silenciosa” pues no tiene síntomas visibles, pero sí puede desencadenar una serie de enfermedades graves como problemas cardíacos, infarto, accidentes cerebrovasculares, enfermedades renales y deterioro cognitivo.

En este artículo te contaremos de qué se trata, los factores que la pueden desencadenar y te recomendaremos algunos remedios naturales para controlarla.

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión es una enfermedad que ocurre cuando la presión de la sangre sobre los vasos sanguíneos es más alta de lo normal. La presión de la sangre está relacionada con la fuerza con la que bombea el corazón la sangre para llevarla a todos los órganos del cuerpo. Se considera hipertensión cuando la medida de la presión es consistentemente mayor a 140/90 mg Hg.

¿Por qué tengo hipertensión?

La edad, la raza, los antecedentes familiares, el género y algunas enfermedades pueden ser factores desencadenantes de la hipertensión.  Pero también hay otros factores más relacionados con tu estilo de vida que pueden afectar. 

Teniendo esto en cuenta te recomendamos: 

  • Mantener un peso saludable. La grasa contenida en la sangre puede obstruir el interior de las paredes de los vasos sanguíneos impidiendo el flujo sanguíneo y haciendo que el corazón tenga que hacer más fuerza para bombear la sangre [1], [2]. 
  • Incrementar la actividad física: Si no se hace ejercicio los vasos sanguíneos se hacen más estrechos. El sedentarismo también aumenta la frecuencia cardiaca. Entre mayor sea la frecuencia cardíaca, más debe trabajar el corazón y mayor será la fuerza que ejerce la sangre sobre las arterias [3].
  • Eliminar el consumo de cigarrillos: El cigarrillo vuelve rígidas las paredes de las venas y arterias  [4]. 
  • Disminuir el consumo de sal: El alto consumo de sodio aumenta la resistencia de los vasos sanguíneos [5].
  • Cuidar los niveles de potasio, magnesio y calcio: Estos elementos ayudan a regular los niveles de sodio [6], [7], [8], [9], [10] .
  • Adoptar una dieta baja en grasas saturadas, trans y colesterol: El consumo alto de estas grasas puede alterar la flexibilidad de las arterias, propicia la formación de coágulos en la sangre y genera otras disfunciones o enfermedades arteriales que conllevan a desarrollar hipertensión [11].
  • Disminuir el consumo de alcohol: El alcohol inhibe la producción de óxido nítrico (una sustancia producida por el cuerpo que relaja los vasos sanguíneos [12]). 
  • Reducir el estrés: El estrés produce sustancias que estrechan los vasos sanguíneos.

Si tu médico te ha diagnosticado hipertensión, es posible que hacer algunos cambios del estilo de vida no sean suficientes para controlarla. Por esto es importante incluir algunos alimentos y suplementos naturales de acuerdo a tu condición particular.

Si tienes hipertensión y colesterol alto:

La fibra ayuda a reducir el colesterol y el riesgo de enfermedad cardíaca [13]. Además, se ha demostrado que reduce significativamente la presión arterial en personas hipertensas [14]. La linaza, por ejemplo, contiene ácidos grasos omega-3 y fitoestrógenos que mejoran la contracción de los vasos sanguíneos, evitan la inflamación y la acumulación de grasa en las paredes arteriales [15].

Si tienes bajos los niveles de magnesio y potasio: 

El potasio ayuda a equilibrar la cantidad de sodio en las células. Si no se consume suficiente o se pierde demasiado debido a la deshidratación u otras afecciones, la presión arterial aumenta [6], [7].  Por su parte, el magnesio regula la función de los vasos sanguíneos al estimular la acción de unas  moléculas que ensanchan los vasos sanguíneos y la producción de óxido nítrico que relaja el músculo de los vasos sanguíneos e impide la coagulación de la sangre [16], [17], [18]. Además, los niveles bajos de magnesio causan un incremento en el calcio desencadenando la contracción de los vasos sanguíneos y aumentan el riesgo de hipertensión [8]. Para saber si tienes bajos niveles de potasio y magnesio, debes realizar un examen de sangre.

Si manejas altos niveles de estrés:

La forma en que nos enfrentamos al estrés, su frecuencia  y nuestras respuestas a diferentes emociones cambian el equilibrio de nuestro cuerpo, propiciando las condiciones para la hipertensión. La Valeriana Floral es una esencia floral que utiliza la energía vibracional de las flores para aportar calma y tranquilidad a aquellas personas que padecen estrés debido a su ritmo de vida o exceso de trabajo. Además permite normalizar el sueño y superar las tensiones del momento.  Te recomendamos tomar 5 gotas 2 veces al día.

Si tienes alguna pregunta sobre estos productos, te invitamos a dar clic en nuestra página www.quantasalud.com donde nuestros asesores te brindarán toda la información  que necesites a través del chat.

 

70
3