Cómo cuidar tu corazón con medicina holística

Cómo cuidar tu corazón con medicina holística

Slider

Desde la antigüedad, las diferentes culturas han dado al corazón un significado que va mucho más allá de su funcionalidad fisiológica. Para los egipcios, en el corazón residía el alma y la mente. Aristóteles, estableció que en él se ubicaban el movimiento, las sensaciones, el alma y la razón. En Occidente, se le ha otorgado la función de ser sede de los sentimientos por lo que se relaciona con el centro, el amor y las emociones.

Lo cierto es que, más allá de sus diferentes significados simbólicos, dentro de la fisionomía humana, el corazón es una bomba que proporciona a cada una de las células del cuerpo el oxígeno, el azúcar y las proteínas que necesitan para funcionar correctamente, enviandolos a circular a través de las venas y las arterias. 

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Pero, ¿cuáles son las más comunes, cómo prevenirlas y tratarlas con medicina holística? ¡Sigue leyendo para saberlo!

¿Cómo se definen las enfermedades cardiovasculares?

enfermedades cardiovasculares

También conocidas como “cardiopatías”, se definen como un grupo de trastornos que afectan el sistema cardiovascular, compuesto por el corazón, las venas y las arterias. Pueden manifestarse directamente en el corazón o en los órganos circundantes. Es probable que en el proceso de desarrollo de la enfermedad no presente síntomas por lo que es necesario estar muy atento a las señales de alarma. 

Las cardiopatías más comunes son: 

1. Hipertensión arterial: cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos, que la transportan a todas las partes del cuerpo. La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Si esta tensión es alta, el corazón debe realizar un mayor esfuerzo para bombear. (Lee nuestro artículo: La hipertensión arterial: un enemigo silencioso)

Algunos de los síntomas más frecuentes son: Dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigo, dolor torácico, palpitaciones, enrojecimiento de la cara y hemorragias nasales. 

2. Cardiopatía coronaria: también conocida como infarto de miocardio, se produce cuando los vasos sanguíneos se estrechan, impidiendo que llegue suficiente sangre y oxígeno a la bomba muscular.

Los síntomas incluyen molestias fuertes en el pecho, dolores que se presentan con actividades físicas o emocionales importantes, sensación de pesadez y fatiga.

3. Insuficiencia cardiaca: caracterizada por una dificultad del corazón para bombear sangre de manera regular. También es conocida como insuficiencia cardiaca congestiva. 

Entre los síntomas principales se encuentran: taquicardia, soplos y dificultad para respirar. Esta enfermedad puede generarse como consecuencia de otros padecimiento como daño en las arterias coronarias, hipertensión, diabetes u obesidad.

4. Cardiopatía congénita: se trata de una malformación en el corazón que se presenta desde el nacimiento, en la que el flujo sanguíneo anormal va desde la circulación pulmonar a la sistémica, pasando sangre no oxigenada a los órganos y tejidos. 

Aunque los síntomas son variados según el desarrollo de la patología, se relacionan con algunos síndromes genéticos o cromosómicos como el síndrome de Down, el síndrome de Marfan, el de Noonan o el de Turner.

5. Miocardiopatías: son enfermedades adquiridas que se presentan directamente en el corazón. Pueden estar generadas por una dificultad para realizar las contracciones y relajaciones, lo que impide que el corazón bombee sangre de manera adecuada.

Los síntomas más comunes son la dificultad para respirar, las palpitaciones irregulares y la insuficiencia cardiaca.

Consejos para cuidar tu corazón con Medicina Holística

cuida tu corazon de manera holística

La Medicina Holística y las terapias alternativas son aliadas naturales de la salud cardiovascular. El enfoque holístico entiende las diferentes causas que pueden producir enfermedades del corazón y ofrece herramientas para prevenirlos. ¡Te contamos cinco opciones naturales que ayudan a tu corazón a funcionar correctamente!

  1. Hábitos saludables

Mantener hábitos de vida saludables, es una de las principales recomendaciones para evitar todo tipo de enfermedades, incluidas las del sistema cardiovascular. Entre ellos están: realizar ejercicio físico todos los días, seguir una dieta sana y equilibrada, limitar el consumo de alcohol y tabaco, mantener un peso óptimo, aprender a gestionar correctamente las emociones y realizarse controles médicos periódicos del colesterol, el azúcar y la tensión arterial.

  1. Medicina herbal

Las hierbas medicinales son un enfoque natural para la salud del corazón. Su uso ayuda a prevenir los infartos, mantiene el tamaño óptimo de las arterias y regula los latidos. Algunos suplementos basados en hierbas medicinales recomendados para cuidar la salud cardiovascular son: espino blanco, jengibre y gingko biloba.

  1. Ayurveda

Es la medicina tradicional de la India. Sus tratamientos están compuestos por aspectos que se concentran en tratar de forma integral todos los componentes del ser humano (cuerpo, mente y espíritu). En el caso de riesgo cardiovascular, se realiza un tratamiento que combina las hierbas medicinales con cambios de hábitos de alimentación. 

  1. Esencias Florales

Como se mencionó anteriormente, el estrés, la ansiedad y el desamor son algunos de los factores emocionales que repercuten en enfermedades cardiovasculares. Las esencias florales son una gran herramienta que te ayudan a gestionarlos correctamente, disminuyendo los riesgos de un padecimiento cardiaco. Te recomendamos tres de ellas, Rescate, para situaciones emocionales fuertes; Lavanda Compuesto para el estrés y la ansiedad y Boronia Compuesto para las rupturas afectivas.

  1. Acupuntura

La acupuntura es una práctica de medicina alternativa que también puede ayudar en la salud cardiovascular. Esta terapia que utiliza agujas en los puntos de energía del cuerpo para realinear el flujo energético, ayuda a equilibrar el sistema nervioso, disminuyendo la presión arterial alta. También puede usarse específicamente para complementar el tratamiento en caso de problemas del corazón concretos.

Finalmente, si bien existen muchas opciones para elegir, es importante que cada uno encuentre las que mejor le funcionan de acuerdo con su estado de salud y su capacidad física y emocional. Puede que sea importante contar con el acompañamiento de un médico alternativo para definir la estrategia más adecuada para que tu corazón funcione a toda máquina.

Productos relacionados

ginkgo billoba
Ginkgo Biloba

Mejora y activa la circulación sanguínea cerebral, capilar, venosa y arterial. Mejora la irrigación sanguínea a nivel del oído, previniendo mareos, vértigo, sordera, tinnitus. Protege los vasos sanguíneos de posibles daños. Útil en el tratamiento de la demencia senil y la depresión.

lavanda compuesto
Lavanda compuesto

Mezcla diseñada para ayudar a quienes presentan cuadros de angustia y ansiedad. Recomendado para las personas preocupadas obsesivamente, presas de una sensación de miedo sin definir, que experimentan dificultad para ser felices, relajarse y disfrutar.

previous arrow
next arrow
Slider
Suscribirse

Suscríbase a nuestro boletín mensual y nunca se pierda lo último de nuestro contenido