¿Cómo curar el acné con medicina natural?

¿Cómo curar el acné con medicina natural?

Slider

El acné es una afección en la piel ocasionada por cambios en los niveles hormonales. Aunque es más frecuente en la adolescencia, puede presentarse en cualquier momento de la vida. 

Es una infección producida por el bloqueo de las glándulas sebáceas y su colonización con la bacteria Propionibacterium acnes. El estrés, factores genéticos, los cambios hormonales y el exceso de sudor pueden inducir a secreciones que pueden generar brotes de granitos rojos, pústulas e incluso lesiones severas.

El acné suele ocasionar molestias no solo físicas sino también emocionales como baja autoestima, timidez, ansiedad y hasta depresión.  La buena noticia es que en casos no muy severos existe una forma natural, holística y sin riesgos o efectos secundarios para tratarla. 

La fitoterapia

La fitoterapia consiste en el tratamiento de enfermedades a través de extractos de plantas medicinales y sus derivados para aliviar síntomas y curar enfermedades.

En el tratamiento del acné estas plantas medicinales favorecen la depuración, la eliminación de bacterias y la reducción de la producción de grasa. Además de ofrecer buenos resultados, tienen menos efectos adversos que los tratamientos farmacológicos. Por lo tanto, la fitoterapia constituye una alternativa menos agresiva en los casos de acné.

Algunas de las plantas más utilizadas son: 

  • Bardana ( Arctium lappa L. ) Los péptidos de las raíces de esta planta actúan contra el P. acnes. Además tienen propiedades antifúngicas y antioxidantes.  Por vía tópica, tiene actividad emoliente y protectora de la piel evitando la picazón ocasionada por las lesiones. Por vía oral, tiene efecto diurético y depurativo.

Asimismo, debido a su contenido en mucílagos, el gel de áloe posee propiedades hidratantes y emolientes, de utilidad no sólo en terapéutica sino también en cosmética. Adicionalmente reduce la fase inflamatoria. Se usa tópicamente en forma de lociones, geles o cremas. 

Medidas higiénicas

El tratamiento del acné está encaminado a regular la secreción sebácea, evitar la obstrucción de los folículos de la piel, mantener controlados los microorganismos que residen en la piel, disminuir la inflamación y evitar, al máximo posible, que las lesiones generen cicatrices permanentes. 

Así como es útil el uso de medicamentos naturales, la higiene de la cara es fundamental para prevenir y curar el acné. Algunos consejos importantes son: 

  • La limpieza de la cara debe hacerse dos veces por día, con una toalla suave, agua templada y el jabón adecuado.
  • No manipules las lesiones, presionarlas con los dedos o las uñas puede infectarlas y agravarlas. En caso de los hombres, es mejor afeitarse con cuchilla que con máquina eléctrica.
  • Usa cosméticos de base acuosa, libres de grasas. Todas las noches debe eliminarse el maquillaje con agua y un limpiador adecuado.

Una alimentación saludable

Una alimentación saludable es fundamental para curar y prevenir el acné. Es preferible tener una dieta con mayor consumo de pescados y con menos harinas y azúcares refinadas.  Se debe evitar el consumo de alcohol y bebidas gaseosas.

Otros compuestos importantes que puedes adquirir en alimentos o por medio de suplementos para prevenir el acné son:

  • Vitamina A y D: Puedes encontrarlas en zanahorias, col y espinacas y en la leche de soja. También puedes encontrarla en suplementos en tabletas. 
  • Zinc: lo encuentras en las semillas de girasol, jengibre, perejil y zanahoria, y en alimentos ricos en cromo y selenio como: papas, pimientos, manzanas y acelgas. Adicionalmente, puedes tomarlo como suplemento en cápsulas.
  • Vitamina B: se encuentra en la levadura de cerveza, el zumo de repollo, la espinaca y el pimiento verde. También lo encuentras como suplemento en tabletas.
Suscribirse

Suscríbase a nuestro boletín mensual y nunca se pierda lo último de nuestro contenido