Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Consejos de una Doula para mamás primerizas

Consejos de una Doula para mamás primerizas

Slider

El Internet está lleno de consejos para el embarazo que seguramente ya has estado mirando. En QUANTA hemos decidido hablar con Claudia Durán, quien lleva más de treinta años acompañando embarazos y partos, para darte una guía más profunda para este tiempo tan importante de tu vida y la de tu bebé. 

¿A qué dedicas?¿Qué hace una Doula?

“Soy enfermera de la Universidad Javeriana hace 30 años. Desde muy pequeña acompañaba a mis padres que trabajaban en el hospital de Sogamoso. Me llamaba mucho la atención las mamás en procesos de trabajos de partos solas, y ahí sentí que quería acompañar esos procesos para que los nacimientos no estuvieran tan llenos de dolor y de soledad.

Luego de graduarme, tuve un consultorio particular en QUANTA. Esto fue un gran logro pues las enfermeras normalmente solo trabajamos en los hospitales y bajo la jerarquía de los médicos. En  QUANTA empezamos un trabajo muy importante en el área prenatal conjuntamente con varios doctores que me remitían sus pacientes embarazadas.

Me fuí a vivir a México donde conocí la partería. En Brasil me formé como partera o Doula. Atiendo partos en casa y en hospitales. Me encanta acompañar el proceso prenatal, porque es el momento donde se conforma la conexión que es fundamental para el resultado de una gestación sana, de un parto y una crianza sanos.

¿Qué consejos les darías a las madres primerizas?

El embarazo es un paréntesis 

Es importante hacer un paréntesis en el tiempo de la gestación. Los procesos personales, los proyectos deben ser aplazados porque estás haciendo lo más importante de la vida que es nutrir a tu bebé en todo los sentidos. Además si estás nutriendo al bebé, también estás nutrida tú y estás nutriendo a tu pareja.

Lo más importante que tienes que hacer es comer bien, dormir bien, sentir bien, pensar bien, actuar bien y hacer lo que a tí te hace bien. 

Para parir solo hay que permitirlo

Empieza a vencer las resistencias desde tú experiencia. No hay maneras adecuadas ni inadecuadas. Para parir no hay que hacer nada pero sí hay que identificar ciertos elementos para poder trabajar en ellos. 

Permítete percibir qué cosas te relajan. Haz el trabajo de desbloquear desde el cuerpo, mente, pensamiento, creencias, herencias, o lo que te dijo mamá. Y luego desde lo emocional atrévete a identificar cómo estas, cómo estás con tu pareja, por qué quieres y decidiste tener un hijo. 

Entiende tus motivos para tener un hij@

Hay múltiples motivos para tener un hijo. Es importante entender tu motivo para poder aceptar profundamente el proceso. Muchas veces es para mantener una relación, garantizar una vejez cuidada, para demostrarle al mundo que puedes ser mamá o para demostrarle a tú mamá que puedes ser madre. Si eres honesta, y te acompañas de otros ojos amorosos que te permitan ver, abrazar y contener, el abordaje es más terrenal, menos ideal. La gestación, el parir, el lactar, el criar, es de los procesos más polares. No hay nada más terrenal ni nada más espiritual. Es de los dos extremos. 

Tener un hijo es diferente para cada una. Creemos que todas respondemos a la maternidad de igual manera . Identificar tu motivación de tener un hij@ te va a dar mucha tranquilidad.

También hay mujeres que no sienten el llamado a la maternidad y eso está bien. Hoy día existe la libertad de no querer ser mamá o ser padre. 

Cuando sientas temor: Infórmate.

Para disminuir los temores se debe dar la información sobre la realidad, no desde el idealismo o el  romanticismo. Busca la información adecuada, cómo son los procesos, qué pasa si hay una cesárea, qué pasa si hay una complicación, cuál es el manejo del dolor, cómo vencer de alguna manera temores, toda la información precisa.

Cuando tenemos angustia ante una situación desconocida, el conocerla no importa que sea buena o mala, hace que el temor desaparezca. Cuando se disminuye el temor hay una disminución de la tensión muscular, emocional y por ende hay una disminución del dolor muscular, emocional.  Infórmate porque al hacerlo atiendes a tu temor, a tu tensión y por ende a tu dolor

Cada una necesitamos información distinta, por esto es que hago tanto énfasis en la importancia de trabajar con la pareja durante la gestación. Porque se puede individualizar, se puede contestar las preguntas que para la pareja son importantes. Así puedes vencer las resistencias. 

En Facebook he creado un grupo SOMOS MADRES. En esa página coloco bastante información, sobre todo de los procesos de gestación, parto y postparto. 

¿A qué expertos podemos acudir  para obtener información de acuerdo a nuestras necesidades como madres primerizas?

Es importante tener un acompañamiento médico que te haga seguimiento. Pero para las preguntas del orden femenino, maternal, emocional, práctico de la maternidad y de la gestación, existen personas como yo, que te pueden dar un acompañamiento. Por ejemplo, a veces no se da un parto porque mamá está triste, porque mamá peleó con su pareja el día anterior, o porque mamá no ha podido ver a su mamá. Entonces muchas veces los bloqueos no son solo físicos ni fisiológicos, son también emocionales y en ocasiones una sola mirada, como la mirada médica, no aborda muchos otros elementos.

¿Qué pueden hacer las mujeres embarazadas con las emociones que son tan variables por causa de cambios hormonales? 

Encontrar gente de confianza con la cual puedas abordar todas esas emociones. Durante la gestación hay muchos momentos de mucha confusión, del amor profundo pero también de  miedo profundo, de aceptación profunda pero el rechazo profundo. Esas cosas dentro de los ámbitos tradicionales no son posibles de hablarlas. Busca la manera de tener una persona de confianza, o una persona como yo que te ofrezca una mirada integral que abarca lo físico, emocional, mental, espiritual.

Gestar el cuerpo: Danzar

Para gestar, para parir, para lactar y para criar hay que prestar el cuerpo. Por eso abordamos la danza, el movimiento consciente, porque con ellas mantenemos al cuerpo en su tierra  y en el cuerpo que es donde están pasando todos los procesos. Solamente conociendo nuestro cuerpo, nuestro territorio, podemos parir. 

Relajarte y respirar

Recomiendo manejar el embarazo con homeopatía, con flores, yoga prenatal, danza prenatal, con movimiento consciente prenatal (del estilo que para tí esté bien) y también técnicas meditativas (la que sea, desde que permitan aquietarte) y, por supuesto, la respiración, Conéctate con tu respiración porque la respiración trae la relajación. 

Luego de tener al bebé, ¿Cómo puede uno cuidarse a uno mismo mientras cuida uno a un bebé? 

Generalmente se habla bastante sobre la gestación, del parto, pero muchas veces no sabemos qué hacer cuando ya tenemos el bebé en brazos y estamos solas. Casi todas las mamás hemos sentido un gran vacío, sobre todo cuando tenemos nuestro primer bebé.

Esa sensación existe porque no te han dicho que es tener un hij@ es desestructurante, que te rompe, no en el sentido de que te destruya, sino que se desestructura todas tus creencias, porque cambiaste de rango en toda tu existencia. Es decir, pasaste de ser la doncella a la madre. Por esto es des-estructurante, es cambiar en un instante.  

Entonces, debes tener información adecuada en el momento.  Esto es importante porque cuando tú tienes tres meses de embarazo, ni piensas en el parto, cuando tienes 9 meses de embarazo solo estás pensando en el parto y cuando tu bebé tiene dos meses no tienes ni idea que eso va a cambiar y que a los seis meses vas a tener otras preguntas. Entonces, una cosa práctica son los círculos de gestación y los círculos de postparto. 

También es importante contar con la pareja, porque un hombre compañero es una gran ventaja para ese hijo. Pero en ese paréntesis del embarazo y en ese primer postparto ese hombre compañero es clave, o compañera, mamá, hermana, tía, etc. 

Tener una red de apoyo

Cuando se logra formar una red de apoyo hay una enorme ventaja para esos primeros días. Las amigas, las hermanas, las primas, la mamá, la señora que nos ayuda, la nana, la vecina. 

La experiencia de la maternidad y de la soledad es inevitable, pero no tiene que ser cruel o a un costo tan alto que no puedas ni dormir,  ni comer, que no puedas ni disfrutar la lactancia. Habrá mujeres que no tienen opción y que les toca solas y entonces hay que usar los recursos que uno tiene adentro. 

Lo más importante es poner los pies en la tierra y poder hablar de la luz y la sombra que significa ser madre. Y eso se hace en la gestación. Es que el padre y la madre entiendan la responsabilidad de ser adultos y de poder gestionar su crianza. Se necesita mucha fortaleza y eso hay que entrenarlo. El entrenamiento viene del des-romantizar, desidealizar y no por eso dejar de ver lo sagrado y maravilloso que es la maternidad. 

Abrazar la culpa

Permitirte sentir culpa de estar cansada, de no querer ver al bebé. Es decir, de humanizar un proceso idealizado. Un parto es lo más terrenal que puede haber, por eso hay que poner los pies en la tierra y tener herramientas personales de autocuidado para poder abordar la maternidad.

¿Cómo cuidar mi cuerpo después del parto? 

Es importante no estar muy atenta a la belleza, a lo estético y a lo establecido y cultural. Hay un afán de muchas mujeres por poderse poner los mismos blue jeans de antes de estar embarazada. 

El primer cuidado es aceptar el proceso en el cuerpo y sentir que el cuerpo necesita estar grasudito, rechoncho porque de ahí sacas la leche para tu bebé. Entonces, el cuidado es la aceptación de lo que está pasando con la conciencia clarísima de que ya pasará a otra etapa. 

Como cuidado fundamental debes quererte, aceptarte, comer rico, consentirte y tener esa red de apoyo donde tú no tengas que cocinar y puedas dormir cuando el bebé está durmiendo.

¿Hay alguna esencia floral o homeopatía que las embarazadas primerizas puedan usar dependiendo de cómo se sientan o de la etapa en que estén?

En QUANTA tienen un remedio homeopático para el parto y otro para el embarazo. 

La esencia NOGAL es el principal medicamento del sistema Bach para los momentos de cambio y transformación como el embarazo. 

Además hay que tener en cuenta que el uso de homeopatía o remedios florales depende mucho de la situación particular de cada persona. 

Por ejemplo: Si hay una mamá que está gestando y está muy emproblemada con su mamá, se recomienda MARIPOSA LILY que es una esencia floral maravillosa. 

Por ejemplo: Si hay una mamá que está muy conflictuada con su gestación, con ambivalencias y que está confundida (ej, ¿ahora en qué me metí? y al otro día piensa, !qué maravilla en lo que me metí!), entonces la esencia ESTRELLA DE BELÉN es ideal en esos casos.

¿Se puede tomar la esencia floral sin ningún problema durante el embarazo?

Sin ningún problema, ojalá en agua. Pero el poquito de alcohol que se le ponga a la esencia no es para nada problemático, tanto la esencia como el compuesto homeopático.

Esperamos que estos consejos te den una visión distinta sobre el embarazo, el parto y el postparto.  Si quieres contactar a Claudia Isabel Durán, puedes hacerlo a través de su Facebook o su Whatsapp: 3002051940.

16
1
Newsletter Signup

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín mensual y nunca te pierdas lo último de nuestro contenido