Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido

¿Por qué sí (o por qué no) hacer un detox?

¿Por qué sí (o por qué no) hacer un detox?

Slider

Lo primero que uno se encuentra cuando busca en Internet la palabra “detox” son cientos de dietas que pretenden limpiar el cuerpo, favorecen la pérdida de peso y desintoxicar el organismo.  Las hay de 3 a 5 días, algunas incluyen ayuno, otras invitan a tomar solo batidos verdes o a comer alimentos crudos. 

Si se investiga un poco más, uno descubre una gran cantidad de artículos que indican que la mayoría de estas dietas:

  1. No sirven para desintoxicarse pues el cuerpo lo hace por sí solo sin necesidad de hacer ninguna dieta
  2. No sirven para bajar de peso porque luego del período de detox el cuerpo generalmente gana el peso perdido. 
  3. No hacen milagros, pues en muchos casos volvemos a los mismos hábitos que teníamos antes del detox.

Sin embargo, el detox no es solo una moda pasajera sino que tiene raíces profundas en la historia de la humanidad. Muchas de estas prácticas tienen su origen hace 4.000 años y son tradiciones comunes en China, India, Egipto e incluso en los nativos americanos. Por ejemplo, según la medicina Ayurveda la desintoxicación se puede hacer induciendo el vómito, mediante una purga, un edema, limpieza de las fosas nasales o inclusive limpiando la sangre. El ayuno era usado en la antigua China donde se llamaba (Bigu),y la Biblia habla del ayuno hecho por Jesus. Hasta el dia de hoy, los musulamnes ayunan durante 30 días en la celebración del Ramadán y los indígenas de América Central y Sur América hacen “limpias” soplando humo de hierbas sobre el cuerpo o usando un temazcal (casa de sudor) o inipi.

En nuestra cultura, hoy en día, muchas personas siguen haciendo Detox, sobre todo después de las fiestas. Y, a pesar de los mitos, hay varias buenas razones respaldadas por estudios científicos.

¿Para qué sí sirve un detox?

  • El ayuno  sirve para controlar la presión arterial y disminuir las sustancias tóxicas que producen enfermedades  [1].  Esto ocurre en el caso del ayuno total y el ayuno intermitente debido a que se produce un cambio metabólico en el que se deja de consumir energía proveniente de la glucosa a consumir triglicéridos (cetosis o ketosis) haciendo a las células más resistentes, aumentando las defensas y propiciando la autofagia (un proceso de regeneración natural).
  • Para aprender a comer más saludablemente: Durante las novenas, las fiestas de diciembre y las vacaciones generalmente consumimos más harinas, alcohol, azúcar y frituras. Estos alimentos  afectan el sistema inmunológico, dañan la microbiota intestinal y aumentan el riesgo de padecer enfermedades crónicas [2]. 

Si quieres hacer un detox, lo recomendable es incluir alimentos con alto contenido de fibra como la rúcula, el brócoli, la coliflor y el repollo. Incluir también bayas (fresa, frambuesas y arándanos), linaza,  uvas, psyllium, té verde y cúrcuma que han demostrado ser excelentes agentes desintoxicantes [3]. 

En QUANTA hemos seleccionado Green Fiber una mezcla de salvado de trigo, linaza, fibra de trigo, fibra de manzana, spirulina en polvo, cáscara de naranja, inulina, psyllium, té verde, clorofila y estevia que refuerza los mecanismos de desintoxicación y defensa del organismo.   Mezcla una cucharada en un vaso de agua al clima o tibia, jugo natural, leche o yogurt. Para mejores resultados tomar en ayunas y en la noche antes de acostarse. 

Aquí te contamos los Alimentos para desintoxicar el cuerpo para que puedas complementar tu dieta. 

  • Para ser más consciente de lo que comes. Por ejemplo, al tomar batidos de verduras o comer verduras sin cocinar, tienes que darte el tiempo para elaborar los alimentos, prepararlos y comerlos. Como te contamos en nuestro artículo Alimentación consciente (Mindfoodness) para un peso saludable, el poner más atención en lo que comemos nos ayuda a tener un peso más saludable y obtener mayor bienestar. 
  • Para aprender a tomar mucha agua: Algo que tienen en común todas las dietas detox es que debes tomar grandes cantidades de agua (también puede ser en forma de tés o batidos). El tomar agua ayuda al sistema inmunológico, regula la temperatura del cuerpo, lubrica las articulaciones, ayuda a disolver los minerales y permite que el riñón desintoxique el cuerpo. 

Si quieres iniciar un proceso de desintoxicación, lo primero es ponerte como meta tomar entre 6 a 8 vasos de agua al día. Esto lo puedes hacer consumiendo  batidos verdes (que puedes preparar tú mismo). Si no tienes tiempo para prepararlos en QUANTA hemos escogido una bebida de clorofila con extractos naturales que además aporta nutrientes, antioxidantes,  vitaminas, minerales, aminoácidos y enzimas. Este producto líquido viene concentrado y listo para disolver en agua. Diluir una cucharadita en un vaso con agua o jugo natural, consumir libremente a cualquier hora del día. En agua con hielo se convierte en una bebida refrescante.

  • Para tomar mejores decisiones para tu salud. Si estás pensando en hacer una dieta detox es porque probablemente sientes que debes ponerle más atención a tu cuerpo y a tu salud. En nuestro artículo  3 tipos de detox para sanar cuerpo, mente y espíritu te contamos cómo.

Por último y lo más importante, el hacer una dieta detox o empezar un período de ayuno te ayuda a ir más despacio y te invita a pensar en ti mismo(a). Te permite focalizarse en aquello que necesitas y en aquello que no quieres tener más en tu vida. Puedes hacer este proceso acompañándote de una esencia floral de Lavanda Compuesto que es  un armonizador y equilibrador emocional y te aporta calma, concentración, paz y armonía. 

Además aprovecha el principio de año para consentirte, para comer comida más nutritiva,  hacerte un masaje, ir a un sauna o hacer más ejercicio. ¡Así podrás comenzar el año lleno de vitalidad y energía!

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín mensual y nunca te pierdas lo último de nuestro contenido

Newsletter Signup