Probióticos: Microbios para la vida

Probióticos: Microbios para la vida

Slider

¿Qué son los probióticos ?

No todas las bacterias son perjudiciales. Existen bacterias y microorganismos que proporcionan un inmenso beneficio a nuestra salud cuando los consumimos en la cantidad adecuada. Los probióticos actúan de manera holística sobre todo nuestro organismo beneficiando el sistema digestivo, el sistema inmunitario e incluso el sistema nervioso.  De hecho la palabra “probiótico” deriva del griego “pro-vida” es decir “a favor de la vida.” 

¿Para qué sirven los probióticos

  • Mejoran la digestión y combaten la acidez. Permiten que el duodeno digiera correctamente los alimentos que vienen del estómago al modular las hormonas gastrointestinales que controlan la ingesta de alimentos.
  • Tratamiento de úlceras gástricas: El uso de probióticos reduce los efectos secundarios del tratamiento, ayudan a erradicar la Helicobacter pylori, mejora la inflamación crónica y la calidad de vida de los pacientes. 
  • Disminución de la diarrea aguda: Reducen el pH del medio y producen compuestos antibacterianos que  impiden que los microorganismos perjudiciales se adhieran a las paredes del intestino, se multipliquen o actúen. La utilización de Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus casei, Lactobacillus reuterii o Streptococcus thermophylus disminuye la duración de la diarrea aguda en niños y la frecuencia de deposiciones. 
  • Combaten la diarrea y recuperan la flora intestinal por el uso de antibióticos: Los antibióticos propician el crecimiento de microbios patógenos y suprimen la microbiota (las bacterias benéficas) de nuestro intestino. Ciertas cepas de probióticos como Saccharomyces boulardii, Lactobacillus casei y Lactobacillus rhamnosus) re-colonizan la superficie donde se destruyó la pared intestinal, propiciando el crecimiento de las bacterias benéficas.
  • Aumentan la absorción de nutrientes: Los probióticos contribuyen a mejorar la producción y actividad de enzimas digestivas. Algunas especies de probióticos como Lactobacillus mejoran la absorción de calcio, magnesio, hierro. Además hacen parte del proceso de la formación de vitamina K1, ácido fólico, biotina, vitamina B12.
  • Digieren la lactosa: Muchas personas que no pueden digerir la leche, sí pueden digerir el yogurt. Esto ocurre por la presencia de probióticos  Streptococcus thermophilus y L. delbrueckii subsp. bulgaricus  que impiden que la lactosa llegue al intestino grueso sin digerir, disminuyendo la flatulencia, distensión abdominal y diarrea. 

Otros beneficios de los probióticos: 

La utilización de probióticos hace parte de un enfoque integral y holístico del bienestar y estilo de vida para mejorar la salud pues fortalecen el sistema inmunológico, previenen enfermedades coronarias, alergias, e incluso actúan sobre el sistema nervioso central.

  • Fortalecer el sistema inmunológico

Estimulan la producción de linfocitos B (células que atacan patógenos), inmunoglobulina A (que ataca las bacterias, virus y toxinas) y citoquinas (que coordinan la respuesta del sistema inmunológico). Disminuyen las reacciones alérgicas, asma, dermatitis atópica e incluso estimulan la respuesta inmune contra algunos virus como la Influenza A.  

  • Prevenir obesidad, colesterol e hipertensión.

Algunos estudios demuestran que hay una relación entre la composición de la microbiota y el índice de masa corporal y el peso. Los probióticos mejoran el perfil lipídico, y por tanto, regulan los niveles de colesterol en el organismo. La suplementación con estos ha demostrado en estudios clínicos, un efecto reductor relevante en la hipertensión arterial.  

  • Prevenir alergias e intolerancia alimentaria

Los probióticos mejoran las respuestas inmunitarias frente alergias.  Un estudio realizado en bebés con alergia alimentaria, demostró su mejoría al recibir tratamiento con organismos probióticos (Lactobacillus GG). Además pueden ayudar a reducir síntomas de intolerancia al glúten. 

  • Depresión, estrés y ansiedad: el eje intestino-cerebro.

Hay un consenso sobre la relación bidireccional entre la microbiota intestinal y el cerebro a través de varias vías.  Los microorganismos en nuestro intestino producen compuestos neuroactivos que transforman el estado de ánimo, y por su parte las preocupaciones, el estrés y la ansiedad generan cambios en la composición de las bacterias en nuestro organismo. Aunque hace falta más investigación, algunos estudios han demostrado que el consumo de ciertas cepas de probióticos pueden aliviar el estrés y la ansiedad en adultos. 

  • Autismo

Los resultados encontrados hasta el momento en varios estudios proponen que el  desbalance de equilibrio microbiano del sistema gastrointestinal podría estar involucrado en el desarrollo de trastornos del espectro autista. Una investigación  realizada en niños con autismo reveló que después de la administración de probióticos (Bifidobacterias y B. longum) ocurrió una reducción significativa en la gravedad de este trastorno. 

Prebióticos y probióticos

Los probióticos necesitan comida para vivir.  Por esto además de consumir probióticos, también es recomendable adicionar a nuestra dieta  “prebióticos”, como la soja, el ajo, las alcachofas, las cebollas y el puerro que proporcionan el alimento para las bacterias que habitan en nuestro organismo. 

Algunos alimentos y suplementos son simbióticos (como la leche materna) esto quiere decir que contienen probióticos y el sustrato prebiótico que los alimenta.

¿Cómo preparar 5 alimentos deliciosos con  probióticos? 

prepraciones

1.Yogur casero

Ingredientes:

1 litro de leche entera o descremada

Yogurt natural sin sabor o cultivos probióticos (Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus​)

Preparación:

  • Poner el yogurt en un bowl de vidrio.
  • Calentar la leche, sin dejar hervir. Debe estar tibia. En caso de tener termómetro la temperatura ideal es 45ºC.
  • Verter la leche y mezclar con el yogurt.
  • Cubrir el bowl con papel de cocina. 
  • Envolver en una frazada o toalla gruesa, esto permitirá mantener una temperatura adecuada para que se haga el yogurt. 
  • Reposar mínimo 6 horas en un lugar cálido dentro de la casa. Lo mejor es dentro del horno (apagado).

Cuanto más horas de reposo mayor acidez tendrá el yogurt.

Tomado de   @cocinarencasa: https://www.instagram.com/p/BRQjtbFjb0e/?hl=en

2. Té de kombucha 

Es una bebida efervescente con alto contenido de probióticos. 

Preparación

Ingredientes 

  • 1 hongo para la kombucha o SCOBY (Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast):  es un cultivo de bacterias y levaduras que puedes conseguir en tiendas naturistas o con alguien que tenga el hongo cultivado. 
  • 1 taza de panela o azúcar morena (preferiblemente orgánicas), o miel
  • 8 bolsitas de té (té verde o negro, o ambos).
  • 4 litros de agua mineral.
  • 1 taza de vinagre de manzana o de kombucha ya elaborado.

Procedimiento:

  • Hervir agua en una olla grande. 
  • Añadir el azúcar y las bolsitas de té. 
  • Dejar enfriar el agua y pasar a un recipiente de vidrio.
  • Retirar las bolsitas de té y agregar una pequeña cantidad de kombucha preparada. Si no se cuenta con kombucha, sustituir con un poco de vinagre de manzana, lo cual contribuirá a reducir el pH.
  • Introducir el hongo SCOBY
  • Cubrir el recipiente con un paño o un filtro para café. Dejar en reposo durante una semana. Se debe procurar mantenerlo a una temperatura de 21° y 27°C.  

Si se observa la presencia de moho, añadir más kombucha para reducir aún más el pH. Se recomienda probar utilizando pitillo. Una vez esté en su punto, retirar el Scoby formado sobre ella y conservarlo en botellas de cristal para preparar nuevamente la kombucha. 

Tomado de https://saborgourmet.com/como-preparar-kombucha/

3. Miso

Es una pasta tradicional de la cultura japonesa, elaborada con semillas de soja o habas y alto contenido de sal marina con cereales como arroz, cebada o trigo. Se utiliza Aspergillus oryzae, que se pre-cultiva en arroz (llamado koji) con sal durante 3 años.

Ingredientes: 

  • 500 gramos de habas de soja secas.
  • Koji (300 gr). 
  • Sal (9 cucharadas): utilizar sal marina sin refinar. Cuanto más tiempo se quiera fermentar la pasta más sal se necesitará. 
  • Agua (650 ml): Se utiliza el agua con la que se hervirá la soja (tanémizu).

Procedimiento:

  1. Preparación de las habas de soja:
  • Limpiar las habas con agua y dejar en agua la noche anterior.
  • Se escurren y se cuecen hasta que estén tan blandas que se pueda hacer puré con ellas. No tirar el agua de cocción (tanémizu).
  • Dejar enfriar para que el koji pueda actuar (entre 35 y 40 grados).
  • Machacar las habas.
  1. Preparación de la pasta: 
  • Mezclar en una olla 300 mL de agua de cocción (tanemizú) y disolver la sal. Añadir lentamente la pasta de soja y el koji y mezclar con las manos hasta alcanzar una pasta.
  • Verter la pasta uniformemente en un recipiente de fermentación, de cerámica o de vidrio (espolvorear previamente con sal) y cubrir con una cucharada de sal para evitar agentes contaminantes. Tapar con papel de cocina y guardar a una temperatura entre 15 – 25°C.
  • Se puede abrir cada dos meses para probar si sigue demasiado salado, pero procurar no controlar mucho el proceso para evitar contaminación. 
  • Cuando se quiera usar, se extrae la capa de moho de la superficie y se mezcla el líquido tamari con el resto de la pasta.

Tomado de: https://www.gastronosfera.com/es/tendencias/todo-lo-que-debes-saber-para-preparar-miso-casero-y-una-receta

4. Chucrut

Es un col en conserva que se produce a partir de un proceso de fermentación. 

Preparación:

Ingredientes:

– 1 repollo verde de cabeza mediana.

– 1 cucharada colmada de sal marina.

Procedimiento:

  • Cortar el repollo en trozos y guardar las hojas exteriores para cubrir el chucrut.
  • Exprimir el repollo en un procesador de alimentos. Guardar la pulpa y poner el jugo en el refrigerador.
  • Mezclar el repollo y la sal en un tazón. Exprimir el repollo con las manos.
  • Empacar el repollo en dos frascos de vidrio (500 mL) previamente lavados con agua caliente y jabón. Presionar el repollo con la mano.
  • Colocar una de las hojas de afuera del repollo sobre el repollo. 
  • Cubrir la boca del frasco con un paño limpio y asegurarlo con un caucho.
  • Durante las siguientes 24 horas, presionar la col dentro de los frascos.. A medida que la col suelte su líquido, se pondrá más blanda y compacta y el líquido se elevará por encima de la col.
  • Pasadas las 24 horas, si el líquido no está por encima del repollo agregar líquido extra ( 1 cucharadita de sal en 1 taza de agua).
  • Dejar fermentar el repollo de 3 a 10 días. Durante la fermentación, mantener el chucrut lejos de la luz solar directa y a una temperatura fresca. Revisar diariamente y presionar el repollo si sobresale del líquido. 
  • Después de los 3 días, probar el chucrut fermentado. Cuando tenga un buen sabor, tapar y refrigerar. Puede dejar fermentar el chucrut durante 10 días o incluso más, según el sabor.

Durante la fermentación, posiblemente se observen burbujas que salen del repollo o  espuma en la parte superior . Estos son signos de que el proceso de fermentación ocurre correctamente. Se puede retirar la espuma durante la fermentación o antes de refrigerar. Si se observa algún moho, quitarlo inmediatamente y asegurarse que el repollo esté completamente sumergido.

Tomado de: https://thedetoxjourney.com/blog/2016/9/5/mg3ao2q82wb90r1dfjh1b89gk2y26e

5. Pepinillos encurtidos

Ingredientes:

  • 1 pepino (normal o alaska)
  • 3 cucharadas de sal gruesa
  •  140 ml de vinagre de manzana (también puedes usar de vino blanco)
  •  60 ml de agua filtrada (o previamente hervida)
  •  1 diente de ajo (opcional)
  • 1 cdta (5 gr) de sal fina
  • 1 cucharada (15 gr) de azúcar blanca
  • ½ cdta de pimienta entera (opcional)
  • ½ cdta de semillas de mostaza (opcional)
  • Eneldo, cilantro, tomillo, romero u orégano fresco (o ½ cdta seco)

Procedimiento:

  • Cortar el pepino en rodajas finas y colocar sobre un colador.
  •  Agregar  3 cucharadas de sal gruesa, mezclar bien y dejar reposar por al menos media hora (ideal 1 hora).
  • En otro recipiente, mezclar el vinagre de manzana, agua filtrada, la sal fina y el azúcar blando. Revolver, agregar las especias e hierbas al gusto.
  • En otro recipiente de vidrio mediano, agregar el ajo pelado al fondo y luego agregar las rodajas de pepino por capas.
  • Finalmente, agregar todo el líquido a la mezcla de la segunda indicación y refrigerar durante al menos 3 días antes de consumir.

Tomado de: https://sabordelobueno.com/como-hacer-pepinos-encurtidos-pickles/

¿Cuándo tomar suplementos con probióticos?

Si has tenido una diarrea infecciosa causada por parásitos provenientes de alimentos (intoxicación alimentaria) o agua contaminada se sugiere administrar probióticos lo más pronto posible. Los probióticos más eficaces para tratar la diarrea son: Lactobacillus rhamnosus GG y Saccharomyces boulardii.  Los probióticos también son útiles para la prevención de la diarrea durante los viajes. Los más eficaces son: Lactobacillus acidophilus y Lactobacillus rhamnosus GG que puedes encontrar en nuestro producto: Vita Biosa Probiótico

Se recomienda tomar probióticos cuando inicies un tratamiento con antibióticos. Se recomienda la toma de probiótico al menos dos horas antes de la toma de antibiótico. Las cepas más recomendadas son L. rhamnosus GG o S. boulardii CNCM I-745.

Suplementos y productos con probióticos

Los microorganismos en los alimentos con probióticos varían de acuerdo a la fuente de origen y procesamiento del producto, los suplementos con probióticos son más fiables y precisos, ya que en su etiquetado se incluyen las dosis y cuáles son los microorganismos vivos beneficiosos presentes en el producto.

Probióticos para niños

Probiótico para niños (1 billón de células). Fortalece la flora intestinal y promueve el funcionamiento óptimo del sistema gastrointestinal, mejora la digestión, disminuye los gases, alivia el estreñimiento y la diarrea, especialmente aquella asociada al consumo de antibióticos. Fortalece el sistema inmune. Útil en el tratamiento de intestino perezoso. Presentación en tabletas masticables sabor a vainilla.

Productos relacionados

Vita biosa probiotico
Vita biosa probiotico

Es una bebida herbal que contiene 8 cultivos de bacterias probióticas vivas y una mezcla de hierbas aromáticas y medicinales seleccionadas. Ayuda al buen funcionamiento de todo el sistema gastrointestinal.

esencias florales QUANTA
PLUCBIOTIC JRC

Alimento en polvo para preparar bebida a base de maltodextrina e inulina con alto contenido de probióticos.
El consumo con probióticos contribuye a normalizar las funciones digestivas y a fortalecer las defensas naturales del cuerpo.

esencias florales QUANTA
KYO DOPHILUS 1.5 BILL

Flexibilidad física y mental en diferentes situaciones de la vida. Disolver patrones mentales y aprender a fluir con la vida. Útil para personas demasiado exigentes consigo mismas, perfeccionistas en exceso, que se auto reprimen o autocastigan

esencias florales QUANTA
KYODOPHILUS KID'S

Probiótico para niños (1 billón de células), que fortalece la flora intestinal y promueve el funcionamiento optimo del sistema gastrointestinal, mejora la digestión, disminuye los gases, alivia el estreñimiento y la diarrea, especialmente aquella asociada al consumo de antibioticos. Fortalece el sistema inmune.

BIOGAIA FRASCO x 5ML
BIOGAIA FRASCO x 5ML

Ayuda a normalizar las funciones digestivas, regenerar la flora intestinal y favorecer las defensas naturales.

previous arrow
next arrow
Slider
Suscribirse

Suscríbase a nuestro boletín mensual y nunca se pierda lo último de nuestro contenido