¿Qué es el estrés, qué lo causa y qué consecuencias tiene para la salud?

¿Qué es el estrés, qué lo causa y qué consecuencias tiene para la salud?

Slider

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés como «el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara el organismo para la acción». En términos generales se trata de un sistema de alerta biológico, un llamado de atención que emite el cuerpo para indicarnos que algo no está funcionando correctamente. 

Físicamente, se genera a través de una liberación de hormonas que generan una reacción de alerta, que puede ser beneficiosa si sabemos escuchar y entender qué nos está diciendo. Sin embargo, el vertiginoso ritmo de vida al que estamos expuestos en la sociedad actual suele generar angustia, desgaste emocional y trastornos en los hábitos de alimentación, la actividad física y el descanso, que derivan en dolencias físicas y emocionales. 

Es ahí cuando el estrés deja de ser una reacción normal del organismo y se convierte en una patología que trae consecuencias físicas y emocionales como ansiedad, depresión, presión arterial alta, enfermedades cardíacas o diabetes, entre otras.

Síntomas del estrés

El estrés puede causar muchos síntomas tanto físicos como emocionales, conductuales y cognitivos, te contamos algunos de ellos para que aprendas a reconocerlos.

Físicos

-Sudoración excesiva, especialmente en las manos.

-Tensión muscular, generalmente en la espalda y el cuello (contracturas).

-Alteración de la respiración.

-Hormigueo y dolor de estómago, acompañado de diarrea o estreñimiento.

-Aumento de la frecuencia cardiaca o palpitaciones.

-Incremento de la tensión arterial.

-Dolor de cabeza tipo migraña.

-Disfunción sexual.

-Cansancio excesivo y problemas para conciliar el sueño.

Emocionales

-Estado de nerviosismo o inquietud.

-Miedo o pánico.

-Angustia.

-Ganas inexplicables de llorar.

-Cambios de humor e irritabilidad.

-Ansiedad.

-Depresión.

Conductuales

-Risa nerviosa.

-Bruxismo.

-Aparición de tics nerviosos.

-Comer en exceso o dejar de hacerlo.

-Adquisición de hábitos dañinos como beber licor o fumar.

Cognitivos

-Dificultad para concentrarse.

-Alteraciones de la memoria.

-Incapacidad para tomar decisiones.

– Pensamientos negativos repetitivos e ideas catastróficas.

-Lentitud en el desarrollo del pensamiento lógico.

-Sensación de fracaso.

-Necesidad de que suceda algo que acabe de golpe con la situación.

6 formas holísticas de terminar con el estrés

La Medicina Holística ofrece diferentes herramientas naturales, que te permiten controlar el estrés e incluso, convertirlo en un aliado que te impulsa a actuar e ir hacia adelante, sin necesidad de recurrir a fármacos (te invitamos a leer nuestro artículo: ¿Es posible manejar el estrés sin fármacos?). Cada caso necesita una combinación de soluciones ligeramente diferente, ¡te contamos 6 de ellas para que las pruebes y encuentres la combinación que más te sirve!

  1. Meditar

La ciencia ha comprobado que esta técnica milenaria trae múltiples beneficios para la salud, Aportando salud y estabilidad mental y emocional. Incluir sesiones cortas de meditación en la mañana y noche, te ayuda a controlar el estrés, la ansiedad y la depresión, entre otras patologías. 

  1. Aromaterapia

Los aromas naturales surten un efecto tranquilizante en todos nuestros sentidos. Puedes usar aceite esencial de nardo en un pebetero o aplicarlo directamente en las muñecas, el cuello o la planta de los pies. 

  1. Conecta con tu respiración

Está comprobado que reconectar con tu respiración es una forma eficiente de calmar tus emociones. Puedes hacer ejercicios alternando las fosas nasales para ejecutar la respiración o practicar técnicas como el yoga y el mindfulness.

  1. Presiona tu mano en ciertos puntos

El cuerpo cuenta con puntos de relajación que, si presionas por cierto tiempo pueden ayudarte a controlar el estrés. Algunos de ellos son el centro de la muñeca y el espacio que hay entre el dedo pulgar y el índice. Existen otros “puntos de calma” en el pabellón de la oreja, el cuero cabelludo, el centro del pecho, la boca del estómago, las pantorrillas y los pies. 

  1. Esencias Florales

Las esencias florales son un gran ayudante natural para generar tranquilidad y disminuir la sensación de nerviosismo. Su uso depende mucho del estado emocional que estás experimentando. Algunas de las más recomendadas son: 

Dandelion, cuando te sientas acelerado, impaciente o ansioso.

Manzanilla en casos de insomnio o cambios de humor.

Rescate que es una combinación útil para estados de emergencia.

  1. Dormir bien

Uno de los principales síntomas y causas del estrés es la falta de sueño o no descansar lo suficiente. Es recomendable que organices tu tiempo y tareas para que puedas descansar mínimo 8 horas y el sueño sea reparador. Una higiene del sueño adecuada, te permitirá tener energía y serenidad el día siguiente.

Suscribirse

Suscríbase a nuestro boletín mensual y nunca se pierda lo último de nuestro contenido